Un año más acá

viernes, 31 de diciembre de 2010

2011 VEN A MÍ
A punto de irme a la cena, no pude evitar postear algo de lo que me pasa cada fin de año. A diferencia de la Navidad, que me encanta y me llena de emoción, el fin de año me da un poco de angustia. No sé. Saber que somos un año más viejos, que el planeta tiene un año más de daños, que se acerca el 2012... 
Antes la navidad también me deprimía, porque no tenía dinero para comprar regalos, ahora, tampoco tengo dinero, pero por lo menos hago collarcitos o aretes para regalar y me siento satisfecha.
La cuenta regresiva me provoca taquicardia, los abrazos me dan muchas ganas de llorar y me las aguanto lo más que puedo, decir adiós para irme a dormir tampoco me gusta, pero aún así no me perdería una cena de año nuevo con mi familia.
¿Qué me deja este año? Mucho más de lo que pude esperar. Mucha salud. Prácticamente no nos enfermamos. Mucho trabajo. Mucho! Entré a clases de zumba, terminé una novela y un libro de cuentos,  me compré mi máquina de coser. Pero sobre todo me dejó buenas amistades. Conocí a mi hermano, el que ya es un muchacho, y que ahora le gusta el teatro y escribir cuento. Conocí también personas que se volvieron mis amigos: el Grito Colectivo se volvió parte de mi vida, porque he podido convivir con gente buena y muy cotorreadora.
¿Qué espero del 2011? Que llegue. Lo demás vendrá por añadidura.
Que tengan una rica cena acompañados de sus personas amadas, y que continúen con ellos durante todo el año que sigue. La salud, el dinero, el trabajo, no son tan importantes si no se tienen esas personas al lado.

Festejos y más

lunes, 27 de diciembre de 2010


Hace mucho que no posteo. Entre las compras, las cenas y comidas, y las desveladas, no he tenido tiempo de pensar, ni de leer, ni de escribir. Sólo me queda decir que adoro estas fechas. No festejo el nacimiento de nadie, sólo celebro la oportunidad de estar con las personas importantes de mi vida. Los amo.

documentales y llanto

miércoles, 15 de diciembre de 2010


Acabo de postear Earthlings, y me pregunté si realmente tiene caso ver un documental tan horrendo, si no es más cuestión de morbo o mal gusto. Pero supongo que es desde el punto de vista de quien lo ve. Hay personas que no necesitan verlo, porque ya saben qué es lo que hay detrás, hay quienes no pueden verlo porque son muy sensibles, hay quienes lo ven y se asquean, pero luego se les olvida. Sólo puedo decirles lo que me pasó a mí después de verlo.
Pues bien, lloré, pero eso no es extraño, lloro hasta con los Pingüinos de Madagascar, el chiste es que al final, seguía manteniéndome firme en mi forma de alimentarme, y en mi propósito de volverme vegana en un futuro próximo.
Si bien soy de las que creen que el futuro del ser humano es volverse vegano por su bien y el del planeta, no es mi interés volverme vegetanizadora de gente, porque no sería justo pedirle a alguien que haga sacrificios que no quiere hacer. Conozco mucha gente buena que no es vegetariana y que es mucho menos egoísta que yo.
Por esa gente buena es que vale la pena postear Earthlings, porque la mayoría vemos inofensivo ir al súper y comprar una charolita con un pedazo de carne que después va a la sartén y queda buenísima, o un paquete de jamón, o unas pechugas de pollo, y desconocemos lo que hay detrás. No les vemos los ojos, pues. No sabemos cómo llegaron ahí. A veces saber lo que hay detrás es lo que nos motiva a hacer ese sacrificio. A la gente que es muy carnívora, y que sé que no se enternece con un becerrito, ni siquiera se lo mencionaría, porque no tendría caso, se los recomiendo a mis amigos que sé que se preocupan por los animales, que sé que han intentado hacerse veges en esta tierra no apta para ello, y por una u otra razón, no lo han podido lograr. Lo siento amigos.
La experiencia no es traumática ni nada por el estilo, se los aseguro. 

Earthlings online

martes, 14 de diciembre de 2010

Ya les había hablado del documental Earthlings, pues aquí se los pongo, completito, para que lo vean online, con palomitas, si gustan y tienen estómagos fuertes.



Earthlings es un documental acerca de cómo nuestra especie utiliza actualmente a otras especies animales. Para ello se utilizan cámaras ocultas e imágenes del día a día de las prácticas de algunas de las más grandes industrias del mundo que se enriquecen con los animales. El documental está dividido en cinco partes: mascotas, alimentación, pieles, entretenimiento y experimentación. La finalidad del documental es la denuncia de las actividades especistas a las cuales la mayoría de la población está habituada y cuyo tipo de discriminación se ha normalizado hasta la fecha.


"Dado que todos habitamos La Tierra, todos somos considerados terrícolas. No hay sexismo, racismo ni especismo en el término terrícola y abarca a todos y cada uno de nosotros, de sangre caliente o frí­a, mamífero, vertebrado, ave, reptil, anfibio, pez o humano. Los humanos por lo tanto, no siendo la única especie sobre el planeta, comparten este mundo con millones de otras criaturas, dado que todas evolucionamos aquí­ juntas. Sin embargo, somos los humanos quienes tratamos de dominar La Tierra, a menudo tratando a otros seres como meros objetos. Esto es lo que quiere decir especismo. Por analogía con el sexismo o el racismo, el término especismo es un prejuicio o actitud favorable hacia los intereses de los miembros de la misma especie y contra los miembros de otras especies. Si un ser sufre, no existe justificación para no tener en consideración ese sufrimiento. No importa la naturaleza del ser. El principio de igualdad requiere, que el sufrimiento de uno, sea valorado de igual forma que el sufrimiento del otro. El racista viola el principio de igualdad, al dar mayor peso a los intereses de los miembros de su propia raza, cuando hay un conflicto entre sus intereses y los de otra raza. El sexista viola el principio de igualdad, al favorecer los intereses de su propio sexo. Igualmente, el especista permite que los miembros de su misma especie, sobrepasen los intereses de los miembros de otras especies. En cada caso el patrón es el mismo. Racismo, sexismo, especismo."
Extracto del documental Earthlings

Más del Dante

jueves, 25 de noviembre de 2010



Dante: Oigan, ¿quién es Juan Pablo 2?
Mamá: Juan Pablo II era un Papa. Un Papa es la persona más poderosa de la iglesia católica.
Papá: y rica.
Dante: ¿y puede convertirlos a todos en sapos?

La luna

lunes, 15 de noviembre de 2010



En el libro de exploración de la naturaleza y la sociedad de Dante:

Ejercicio: 

Escribe ¿cómo es la luna?
Respuesta: Es oscura, excelente para los buhos.

Plop!

Talleres para escritores

sábado, 13 de noviembre de 2010


Hay muchas cosas que disfruto. Escribir, ver películas con el boy, hacer cosas con basurillas, leer, ver el box,  pero si hay algo que me deja muy satisfecha, es dar taller. Lograr que personas con vida personal, con hijos, con trabajo, salgan de sus casas en sábado por la mañana, cada sábado, y vayan a pasar tres horas conmigo, es maravilloso. Lograr que chavos de prepa vayan los viernes por la tarde, sin falta, sin que nadie los obligue, cuando podrían estar en el cine, o agarrando cura con sus amigos, es simplemente increíble. 
Los quiero, muchachos y muchachas!!!!

Y si no voto, qué?

jueves, 11 de noviembre de 2010


SI NO VOTAS, NO CUENTAS, dice un anuncio en la parada de un camión. Lo mismo en una lona colgada más allá, y en un espectacular por otro lado. Hay otra campaña peor: SI NO VOTAS, CÁLLATE. Tengo dos cositas que decir al respecto:
1.-Aunque votemos, no contamos. Me explico: sí contamos en cuanto a que nos convertimos en números que sirven para colocar a unos fulanos que dizque nos van a representar. No los elegimos, por supuesto, porque se eligen en la cumbre de los partidos políticos, según los intereses de color al que pertenezcan. Escogemos entre carne, elote y piña, pero el menú se limita a tamales y nada más.
2.-Si decido no votar es porque no existe ningún candidato que me convenza. Si no quiero tamales no como tamales ni los compro, y me vale que me hagan mala cara. Ahora tengo mis dudas acerca del voto nulo, así que a la próxima lo más seguro es que ni me tome la molestia de acudir a la casilla. 
Me cae muy mal que quieran "integrar" a la sociedad en un engaño: "participación social", "iniciativa ciudadana" y otras campañas intentan hacernos creer que somos tomados en cuenta, cuando la verdad es todo lo contrario. El pueblo (porque somos pueblo) es lo que menos importa en este sistema en el que estamos metidos hasta las narices, y el cambio, si bien tendrá que nacer del mismo pueblo, no se logrará por medio de las campañas políticas, ni las estupideces que organizan los empresarios para mantenernos idiotizados y consumiendo.
Perdonen mi burda analogía de los tamales...

El anticristo de Von Trier

sábado, 6 de noviembre de 2010

Hace unos días vi Antichrist, de Lars Von Trier. La bajé después de haber leído que era una cinta de terror, y como no había visto nada de él más que Dancing in the dark, pues dije, vamos a ver qué tal.
Pues la bajé y la vi. Y justo cuando terminó, me quedé pensando si me había gustado o no, y luego me pregunté si le había entendido. Después de meditarlo un poco, me di cuenta de que me había gustado mucho. De que había logrado varias cosas que en lo personal me gusta que me provoquen las películas: shock en los primeros minutos, una sensación extraña en el estómago, ya sea de emoción, angustia, o miedo, durante la parte media, y una revelación en el final. Supongo que ésta es una de esas películas con dos opciones: o te gusta mucho o te parece una basura, y supongo también que es totalmente intencional de parte del creador.
Los sucesos horribles, desgarradores e impresionantes para el espectador, no son, en ningún momento, injustificados, y visual y musicalmente es muy bonita.
Si la piensas ver, no esperes que sea una película sobre el diablo o fantasmas o asesinos comunes, porque el anticristo de Von Trier es muy diferente. Yo se la recomiendo a aquellos que les guste Willem Defoe o Charlotte Gainsbourg y tengan interés en verlos en pelotas y hacer cosas horribles (lo menciono porque es una película cuyo hilo conductor es el sexo: asustadizos, abstenerse). 


Millonarios

lunes, 25 de octubre de 2010


ME DA MUCHO ORGULLO QUE EL CONACULTA HAYA GASTADO 100 MILLONES DE PESOS EN ADQUISICIÓN DE OBRAS DE ARTE. ES JUSTO LO QUE MÉXICO Y SU VIDA CULTURAL NECESITABAN.

Saltamontes

jueves, 14 de octubre de 2010

Es bien sabido por quienes me conocen que Disney me choca. Hace muchos años que dejé de ver sus películas, y que evito como la lepra comprarle a Dante cosas de esa marca. Pues bien, estaba yo viendo por enémisa vez la película de Ant Bully, que me gusta bastante, cuando recordé Bichos, una película que también vi muchas veces, pero con mi hermano, cuando era chiquito. No voy a negarles que me encantaba. Pero hoy, recordándola, noté algo que entonces no. ¿Recuerdan a Hopper y los otros saltamontes? ¿recuerdan de qué nacionalidad eran? Yo sí: mexicanos. 
La historia es una adaptación de "la cigarra y la hormiga", de Esopo, en la que un grupo de hormigas  recolectan comida durante la temporada, esforzándose mucho y periódicamente se ven invadidos por un enjambre de saltamontes (langostas) que se comen sus provisiones. Los saltamontes o langostas (que por si no lo sabía usted son insectos voraces migratorios) llegan al hormiguero desde una región árida donde viven, y suelen reunirse en una cantina, donde beben hasta marearse y escuchan "la cucaracha". El líder, Hopper, tiene una cicatriz en uno de sus ojos. ¿Te suena familiar?
Casualidad? no lo creo. Les juro que no es paranoia.

Belleza occidental, mis calzones. Parte 1.


Me siento inspirada comiendo mi segundo plato de pasta con espinacas y veggie alitas búfalo, y me inspiré porque sé que no debí servirme un segundo plato.
Si alguien ha visto la serie de "Una diva cambiando de cuerpo", entenderá perfecto de lo que voy a hablar: como te ven te tratan. Sómos lo que comemos, somos lo que consumimos, pero sobre todo: somos lo que aparentamos, o por lo menos, socialmente, así es. 
No es mi afán hacer un estudio antropológico o sociológico de la idea de belleza occidental, ni de cuestiones estéticas, simplemente me parece que vivimos en una sociedad injusta, cruel, discriminadora y terriblemente hipócrita. Manejamos un doble discurso: por un lado predicamos que "lo importante es lo de adentro", y que todos somos iguales, pero por otro lado rechazamos, menospreciamos. En un país en el que el 70% de la población presenta sobrepeso, seguimos conservando el ideal de la belleza delgada. La cifra es alarmante porque refleja que comemos basura, que no sabemos alimentarnos, que somos un país enfermo y que cada vez será peor, pero aún así, la manera de ver al gordo es injusta. Es importante el peso y el ejercicio, pero existe la parte estética, que es la que me molesta tanto.
No me referiré ahora a la obesidad mórbida, ni siquiera al sobrepeso excesivo, sino a los kilos de más. Es mejor visto que le mentes la madre a jesucristo, a ver una gordita con shorts. La celulitis o los brazos flácidos son un insulto, una ofensa, para la fínísima mirada de los transeúntes, principalmente masculinos. ¿Cuántas veces no has escuchado (o dicho) "está bonita, gordita, pero guapa"? Cómo si los kilos de más fueran como un barro enorme lleno de pus en la frente. Me pregunto qué pasaría si en un concurso de belleza se enfrentaran un chava llenita con cara linda, y una delgada con rostro de miedo. Supongo que sugerirían que hicieran un concurso para tallas extras porque en un concurso de belleza no se admiten gordas.
¿En realidad lo gordo no puede ser bello? ¿Ni siquiera medianamente bello? 
Esta linda idea de la perfección me da un poco de náuseas. Es mucha presión para cualquiera, pero sobre todo para las mujeres: no basta con trabajar, tener ropa limpia y doblada, una casa decente, cocinar, ser mamá, además, hay que gustarle a los demás. No basta ser una buena persona, ser honesta, o cariñosa, o inteligente, hay que verte bien para que te traten bien. Me parece excesivo.



Despedida

sábado, 9 de octubre de 2010


Te digo adiós. Después de tanto tiempo juntos. Te digo adiós.
No ha sido fácil. Sabes que ya es costumbre, y que yo soy un animal de costumbres. 
Antes de tomar esta decisión, tuve que pensarlo muy bien. Lo he intentado antes, y no puedo asegurar que esta vez será definitivo, pero lo intentaré con todas mis fuerzas, porque aunque me sigues gustando igual, es por demás, debo dejarte, porque me haces mucho mal y me cuestas demasiado.
No voy a ser hipócrita: sé que nos encontraremos en alguna fiesta y no podré resistirme a ti, y cómo hacerlo, si en mis labios y en mi mente llevo siempre tu sabor, pero será sólo por un rato. No te llevaré más a casa. No me acompañarás a ningún lugar. No más.
Y sábete que no sólo me alejaré de ti, sino que evitaré a todos los de tu tipo.
Te digo adiós, y sé que hago lo mejor.

Diario de escritora 1

domingo, 3 de octubre de 2010


Estoy reescribiendo una novela. "El fabuloso Ríver", se llama, y me siento muy entusiasmada porque al fin estoy encontrando mi "método" o "sistema". Esta novela la escribí en una taller de dos años con Daniel Sada. Al final, se la pasé a una maestra y amiga para que me diera sus comentarios, y me abrió los ojos: estaba cometiendo el peor pecado que puede cometer un escritor: la inocencia. Estaba llena de lugares comunes, clichés, uno de los personajes principales estaba fuera de la realidad de la historia, demasiado etérea, tanto que molestaba. El caso es que eso fue hace casi un año. Hace dos meses me decidí a rescatar el texto, y al volver a leerlo me dije !wow! ¡me gusta! y es que la verdad hay capítulos que me gustan mucho y que no quiero enviar a la papelera de reciclaje.
Pues me puse a hacer algo que no había hecho, y que realmente me está facilitando el trabajo: leí capítulo por capítulo y en cuaderno fui anotando los datos más importantes de cada capítulo, etiquetando los temas. De esa manera ya sé en dónde hablé de qué cosa, y lo que me faltaba mencionar. Sé que no descubrí el hilo negro, pero para mí es nuevo este recurso.
Tuve una primera novela con historia, conflicto y solución, pero como no me gustó el resultado, modifiqué la historia, y por consecuencia, el conflicto. Ahora estoy resolviéndolo, e intentando atar el montón de cabos que quedaron sueltos.
El caso es que mi entusiasmo crece porque ahora que tengo personajes distintos, los estoy conociendo y metiéndome en su vida, lo cual me fascina.  Y no es que sea yo mitotera, sólo soy una persona curiosa.

Lo que me gusta de la "cultura"

viernes, 1 de octubre de 2010

La palabra "Cultura" tiene muchas acepciones, pero a la que me refiero esta vez es a la vida cultural, los eventos, las artes. Desde hace unos años, prácticamente evito como la lepra asistir a los que no tenga que ir por compromiso o fuerza mayor. No porque no me interesen, sino porque me da muchísima pereza andar nadando en aguas densas.
Desde que formamos El Grito Colectivo, me siento contenta otra vez de ser promotora cultural, porque es muy agradable convivir con gente que no tiene ninguna ambición económica, política o de ego, que se mueve simplemente por el gusto de trabajar y de beneficiar a otras personas. 
Este otro movimiento cultural, el que no viaja en primera clase, el que no hace reuniones en restaurantes caros, ni cuenta con recursos millonarios, el que no se pelea por los mejores puestos, ni se arrebata los elogios, es el que más me llena. Si eso no es contracultural, no sé entonces qué es...
Otra cosa que me gusta, es que Dante se dé cuenta de que el dinero no lo es todo. De que un gran edificio con aire acondicionado no hace un cine, de que no se necesitan miles de libros para hacer una biblioteca, que igual vale un director de cine galardonado que uno desconocido que se va a una colonia a entrevistar ancianos. Que más vale pensar mucho que hablar mucho, que más vale tener amigos que dinero, que la gente es la que puede lograr cambios cuando cambia su pensamiento. En fin... filosofía de día libre.

moda

viernes, 17 de septiembre de 2010

Creo que los verdaderos artistas no andan a la moda. Los verdaderos agarran la moda, la corrompen, le dan su toque, e influyen en la gente para que la consuma. Si son buenos, o tienen suerte, vivirán de ello. Y no me refiero a la moda en el vestir, sino a todo: música, literatura, pintura,discurso..

Paseíllos de puente

miércoles, 15 de septiembre de 2010


Hoy, primer día de este glorioso puente, amanecimos optimistas y alegres, y decidimos ir a la playa. Descubrí, con tristeza, lo siguiente:
1.- Tenemos pésima suerte, o algo está pasando en las playas: aguamalas. Es la cuarta vez que intentamos pasar un día en la playa, y no podemos, porque nos atacan las aguamalas. Nos dimos otra oportunidad, y emigramos a una playa más lejana.
2.- Hay como cuatro campos de golf nuevos, cerca de las casas de los ricos y de un hotel muy nice. Pasto en el desierto. Lindos se veían los chorros de agua regando el pasto para que los ricos vayan a desestresarse.
3.- La playa a la que llegamos finalmente estaba asquerosa. La gente, en serio, tiene caca en la cabeza, o yo no sé. Basura por todos lados. Y sí, también nos picaron las aguamalas. Misión abortada.
4.-Nuestro carro no sirve. En la primera cuesta empezó a tartamudear, y de regreso llegó por obra de nuestros rezos, de seguro. Una vez en casa, vomitó todo el aceite. Pobrecito...

Cosas lindas:
En la playa "El tesoro" (miren la foto) hay decenas de ardillas, que se acercaron prudentemente a comer ruffles que les poníamos. Sí, ya sé que no debería envenenarlas con nuestra porquería, pero era lo único que llevábamos. Dos gaviotas también se estuvieron disputando el festín.

Mi niño, que no permite que las pequeñeces le arruinen el día, me dijo llegando a casa: ¿Mamá, te acuerdas de las....?
-de las ¿Que?-dije yo, sin tener ni idea de qué me hablaba.
-de las ar...-me dijo, esperando que yo completara la frase.
-Oh, sí, de las ardillas- (bien mamá!)

Disco Lies

domingo, 12 de septiembre de 2010


Uno de los mejores músicos veges, con uno de los mejores videos veges.


Pollo frito/asado/rostizado/en caldo
pechugas rellenas/a la plancha/rebanadas
alitas adobadas
=
pollo muerto/cadáver


Cadáver=hombre/perro/pollo/vaca/conejo/delfín muertos

Capitalismo, una historia de amor

Me considero fan de Michael Moore, en primer lugar porque sus documentales son muy ilustrativos de la situación real de un país como USA, que vive de las apariencias: aparentemente es una sociedad libre y económicamente estable, un modelo "perfecto", que muchos consideran un sueño. En segundo lugar, porque el gordito me cae re-bien, y me encanta cómo puede mostrar con humor cosas tan tristes, sin restarles seriedad.
Ayer vimos Capitalism, a love story, el filme más reciente de Moore, y una vez más me convenzo de que el dinero, como la política, son el verdadero demonio, no el que le dicen sus compañeros a mi hijo que se lo va a llevar por no creer en dios.
El documental habla sobre la situación financiera de los Estados Unidos, y de cómo ahí, al igual que en cualquier país, los que importan son los poderosos. Lo que no me gustó tanto fue que es un tanto confuso, y que no está tan bien armado como Sicko, o Masacre en Columbine; lo que me gustó mucho es que no sólo hace una crítica, sino que presenta personajes que han hecho cosas por cambiar su situación. No, no tiene nada que ver con el estúpido discurso de dejar de criticar y hacer algo por tu país, sino que muestra a personas que han criticado, se han rebelado contra quienes los tienen (nos tienen) jodidos, y han podido romper los esquemas impuestos por los de arriba.
Yo siempre recomiendo todos los trabajos de Moore, y aunque no me tatuaría su rostro en el hombro -ni en ninguna parte de mi cuerpo- sigo siendo su fan.

Las horas pantalla

domingo, 29 de agosto de 2010


Esta vida. Tanta cosa y tan poco tiempo.
No. Tantos canales, tantas películas, tantas páginas web, y tan poco tiempo.
Amo a mi compu y amo el internet y todo lo que puedo hacer gracias a él, pero últimamente he andado un poco peleada con ellos. Hoy me di cuenta de que son inocentes de toda culpa: la única culpable soy yo, y todos los que dejamos nuestra vida aprehendiendo cosas innecesarias.
El trabajo, los proyectos personales, la búsqueda de información y el entretenimiento, nos quitan valiosas horas de nuestra vida.
La televisión, sea del contenido que sea, sustituye nuestras charlas de sobremesa y nuestras "buenas noches".
Si a eso le sumas videojuegos, estamos fritos.
¿Como para qué debo pasar mi tiempo buscando recetas de cocina, si al final siempre preparo lo mismo, porque no tengo tiempo? Además, comemos tan de prisa, que no tenemos tiempo de decir "¿esto es nuevo, eh? Está rico ¿cómo lo preparaste?
¿Para qué estar enterados de cada noticia mundial, si no sabemos ni siquiera lo que pasó en el día de las personas que viven con nosotros?
Creo que es un buen ejercicio sacar la cuenta de nuestro tiempo pantalla diario, comparado con el que le dedicamos a nuestras parejas, hijos, familiares, mascotas, jardines, etc.
O mejor no, qué susto.

Dantito hijo mío

jueves, 26 de agosto de 2010


Hablando de artes marciales


-Ya me aprendí un golpe que se llama "la garra de la cobra"
-Hijo, las cobras no tienen garras...
Apenado -bueno, pues: "el aguijón de la cobra"

Definitivamente, política es una mala palabra

lunes, 23 de agosto de 2010


El fin de semana fue, aparte de reacomodar un chorro de cosas en la casa y alistar las cosas para el regreso a la escuela, de hacer corajes (grandes en indignación, pero breves, por fortuna).
Escuchando a López Dóriga, que en radio fórmula es menos nefasto que en tv, me enteré de que los legisladores  aprobaron un incremento de 690.6 millones de pesos, para comprarse carros del año, ipads y un tablero electrónico para que desde la comodidad de sus curules puedan votar, evitando la fatiga. No creo que exista alguien -además de los senadores y diputados, sus familias y los que aspiran a tener hueso en las cámaras- que esté de acuerdo con esta resolución. Y es que no es suficiente con los sueldazos que reciben por no hacer nada, ahora también tenemos que pagarles para que no batallen desembolsando para sus carritos, y estén dotados de tecnología (que quiero pensar que la van a saber usar) mientras que uno anda batallando con un carro frankestein, y pagando una compu a crédito por tres años.



El otro coraje, que duró aún menos que el anterior, fue el ver el programa dominical de Iniciativa México. De por sí, me cagaban los anuncios moral-motivadores de Aguirre y Salma Hayek, con el discurso de que es la gente -no el gobierno-, quien tiene que salvar a un país que el gobierno -no la gente- ha hundido en la mierda durante tantos años. Ayer, que vi que lo hicieron un reality show, estuve a punto del vómito. Benditas televisoras, que no pudieron apoyar proyectos "nobles", sin hacerlo un show, sacar el máximo provecho con horas anuncio y burlarse de la gente, una vez más.

Creo que las cosas van a cambiar cuando nos demos cuenta de que el gobierno existe porque nosotros trabajamos, producimos, compramos, que no son los dueños ni nos deben favores: nosotros los "elegimos" para que nos representen, que es un trabajo de lujo que deberían hacer correctamente. Qué maravilloso que tengan un empleo que les dé para comprar residencias y carros y Ipads, pero es con nuestros impuestos con lo que gozan, y a nosotros no nos toca nada de lo bueno.

Productos para la felicidad

jueves, 19 de agosto de 2010



No entiendo cómo podemos No ser felices, si todo está resuelto, o eso pareciera. Tenemos:
-Un hongo que cura todas las enfermedades
-Unas pastillas que regresan la juventud
-Unos tenis que tonifican piernas, glúteos y hasta el pecho
-Detergentes que limpian sin tallar
-Champús que quitan la caspa y detienen la caída del cabello
-Automóviles que provocan la envidia de quien nos ve
-Sodas que nos hacen sonreír y convivir en familia
-Yogures que protegen a nuestros niños de las fracturas de huesos
-Cereales que les brindan todas las vitaminas y minerales que necesitan
-Jabones que nos dan belleza y reviven la pasión de pareja
-Tónicos que aumentan la potencia sexual
-Maquillajes que nos ayudan a parecernos a otras más bonitas
-Muñecos que sustituyen a mascotas reales
-Aceites de cocina que previenen ataques cardíacos
-Políticos que velan nuestro bienestar
-Celulares que lo tienen todo
-Líquidos limpiadores que hacen de la limpieza una fiesta
-Cafés que nos ayudan a ver lo hermoso de la vida


La vida de la tele no se parece a la mía, por fortuna.

Plegaria de los huérfanos.

miércoles, 18 de agosto de 2010


A veces nuestros pensamientos coinciden con los de muchos otros. A veces discrepan. A veces escuchamos cosas que parecen salidas de nuestras propias cabezas, sólo que con otras palabras. Por eso muchos escritores pueden convertirse en figuras morales o espirituales de la gente, porque pueden transmitir sus pensamientos, de la manera en que muchos desearíamos.
Hoy escuchaba a Pepe Cárdenas en Radio Fórmula, y leyó la plegaria de los huérfanos. Mi reacción, ante las primeras líneas, fue de indignación, pero el Bernardo, que ponía más atención que yo, me explicó que era irónica. Al final, cuando aclaró que era de Fernando del Paso, todo me quedó muy claro.
La posteo completa:



Nosotros, Señor, los niños huérfanos y las niñas huérfanas de México te rogamos:
Déjanos gozar la plenitud de nuestra orfandad.
Nuestros padres murieron porque fue tu Voluntad. Nuestros padres nos abandonaron porque fue tu Voluntad. Porque Tú así lo quisiste, nuestras madres fueron violadas por desconocidos a los que nunca volvieron a ver, y ellas nos arrojaron a un basurero o nos dejaron a las puertas de un Templo.
Déjanos, Señor, honrar tu Divina Voluntad.
Es nuestro privilegio.
No nos entregues a la adopción de parejas del mismo sexo. Por mucho amor que piensen darnos.
Por mucho amor que, de verdad, nos den.
Preferimos el desamor del abandono.
Preferimos el desamor de la indiferencia.
Es nuestro privilegio.
Preferimos, a tener dos padres amorosos o dos madres amorosas, vivir como vinimos a este mundo: sin un solo padre, sin una sola madre. Preferimos, a tener el amor toda la vida de dos hombres o dos mujeres de buenas intenciones y buena alma, no tener el amor de nadie desde siempre y para siempre.
Preferimos el desamor de la orfandad.
Déjanos, Señor, la libertad de vivir como huérfanos en un orfanatorio. De vestir como huérfanos, el uniforme del orfanatorio. De comer, como huérfanos, la miserable comida del orfanatorio. De dormir, como huérfanos, en los multitudinarios dormitorios de los orfanatorios. Déjanos, Señor, que cuando lleguemos a los albores de nuestra adolescencia nos echen a la calle, como a todos los huérfanos, del orfanatorio.
Es nuestro privilegio.
Así honramos tu Divina Voluntad.
Déjanos, Señor, quedarnos sin estudios, crecer sin moral y sin religión, sin nadie a quien aprendamos a amar, sin nadie que nos enseñe a amarte.
Déjanos ser niños de la calle, hombres de la calle, mujeres de la calle.
Déjanos disfrazarnos de payasos y malabaristas para malganarnos la vida en las esquinas.
Déjanos ser franeleros toda la vida. Déjanos ser mendigos.
Es nuestro privilegio.
Déjanos dedicarnos a limpiar los parabrisas de los automóviles.
Déjanos ser presa fácil del crimen y de la droga, del alcohol.
Déjanos ser criminales. Déjanos ser ladrones y narcos.
Déjanos caer muertos a los veinte años de una sobredosis.
Déjanos morir de hambre en un callejón, déjanos ser asesinados en la flor de nuestra juventud.
Déjanos vivir parte de nuestra orfandad en las cárceles.
Es nuestro privilegio.
Danos la oportunidad, como se la diste a nuestros padres biológicos, de fundar hogares que podamos destruir para poder tener hijos que, con su orfandad, sean el espejo de la orfandad de sus padres y de sus madres, de su crueldad, de su irresponsabilidad, de su desapego.
Déjanos, Señor, prostituirnos a los doce, a los trece, a los catorce años.
Déjanos, Señor, ser las putitas y los putitos de los proxenetas.
Déjanos, Señor, ser pasto de los pederastas en las escuelas, en tus templos.
Pero no nos des por guía a dos mujeres, o a dos hombres, aunque todos sean, como nosotros, tus hijos, y todos, como nosotros, seres humanos. Por mucho amor que nos prometan. Por mucho amor que nos tengan. Y así nos colmen con alegrías y comprensión. Así nos dignifiquen como pobres criaturas de Dios y por mucho amor que tengan a ti mismo. No merecen nuestro amor recíproco porque no merecen, siquiera, el tuyo.
Preferimos el desamor de la ausencia. Preferimos el desamor del olvido.
Pero si es tu Divina Voluntad, Señor, darnos un hogar y arrancarnos así el privilegio de no haberlo tenido, Señor, haz que las buenas familias cristianas de México que ya tienen hijos, nos adopten; haz que todas las parejas sin hijos de México, nos adopten. A todos, Señor. Cualquiera sea el color de nuestra piel. Así seamos blancos o indios, negros. Así estemos ciegos, o cojos, o mudos. Tú, si te lo propones, Señor, puedes hacerlo.
Diles a esas buenas familias cristianas que así aliviarán sus conciencias: evitándonos ser adoptados por parejas del mismo sexo.
No nos des dos padres o dos madres, Señor. Tú nos diste el frío de la ciudad y el silencio de la noche: los preferimos al calor de sus hogares y a la dulzura de sus palabras.
Y si nada de esto puedes hacer porque no lo quieres hacer, porque tu Divina y misteriosa e inescrutable Divina Voluntad se impone a tu Divina Omnipotencia, Señor, déjanos tranquilos.
Déjanos, así como nacimos parias, ser parias toda la vida para salvaguardar tu Voluntad. Déjanos crecer desprotegidos en el desamor de la intemperie, en la periferia de la sociedad, en el vacío del rechazo y el desdén.
Déjanos Tú, tú, el Señor sin cuya voluntad no se mueve la hoja de un árbol, déjanos, Señor, que como hojas nos arrastre el viento de la soledad y la derelicción.
Es nuestro privilegio: somos los privilegiados de la Tierra porque sabemos que, gracias a tu infinita Misericordia, le has prometido, a aquellos que en esta vida habitan un infierno, que en la otra vida serán ciudadanos del Reino de los Cielos.
Gracias, Señor.

A desconectarse

lunes, 16 de agosto de 2010


Acabo de desactivar mi cuenta de facebook. La razón es tan tonta como lógica: paso demasiado tiempo enterándome de cosas de las que no debería. Me gusta el facebook, me gusta ver qué están haciendo. Platicar con amigos, subir fotos y videos. Pero estoy pasando más tiempo con la red que conmigo misma. 
Ahora que estoy de vacaciones las voy a tomar en serio y me desconectaré temporalmente. 
Quiero terminar mi novela, se lo merece. Quiero hacer tantas cosas que no he hecho por flojera, desidia, o vaya usted a saber por qué más. Quiero postear en el grifo, al que también he dejado abandonado por estar en el zapping del face. Voy a reactivar el cerebro y luego volveré ansiosamente a ponerme al tanto de las vidas ajenas. A ver si es cierto que resisto.

Palabras

lunes, 2 de agosto de 2010

Insisto en la necesidad de hablar y escribir correctamente el español. Nos estamos acostumbrando a ver mal escritas las palabras por todos lados y me parece peligroso. Es como si quisiéramos simplificar el reglamento de tránsito y elimináramos las señales, dejando sólo el alto y el siga, dejando al criterio y sentido común de la gente los límites de velocidad y el sentido de las calles.

Sólo cuestión de perspectiva

miércoles, 28 de julio de 2010


¿Te parece atroz? ¿Asqueroso? ¿Cruel? A mí me parece normal. Y es que yo veo esto mismo caminando por cualquier calle de la ciudad, sólo que en vez del "ayudante de santa", está "babe, el puerquito valiente", o una vaca, o un chivo, o un pollo. En una ciudad en donde no les cabe una vaca en el patio, matan perros, o gatos, o ratas. Todo sea por el sabor.

No lo había pensado...

martes, 27 de julio de 2010



Los cachorros carnívoros, una vez destetados, comen lo mismo que sus padres. No conozco a nadie que después de la leche materna le haya dado a su bebé una papilla de riñón, de carne molida, de carnitas de puerco, vaya, ni siquiera de pollo...

CAMBIOS CAMBIOS CAMBIOS

No he encontrado una plantilla que me convenza. Parece que esta será la campeona. Todavía estoy ajustando, barriendo, decorando. La imágenes del Slide venían con la plantilla y estoy haciendo una selección de imágenes, me estoy tomando mi tiempo.

Algunas pelis

jueves, 22 de julio de 2010

Hace mucho que no hablo sobre películas. Tampoco he visto tantas, pero no he comentado ninguna. Vi Karate Kid, la nueva versión en la que ya no es Karate, sino Kung fu, y donde el protagonista no es un muchacho, sino un niño. No me gustó, es demasiado exagerada, perdió toda la esencia del chamaco medio torpe que gana gracias a las enseñanzas de su maestro. Los que fuimos fans de la primera película no me dejarán mentir: faltó "la grulla", aquel movimiento que tantos hicimos trepados en la barda o a nivel del piso.
Cuando vimos que iban a hacer una nueva versión de Furia de Titanes, Dante y yo nos emocionamos porque somos fans de la versión de 1981, pero cuando vi los cortos, con tantos efectos y niños bonitos, me desencanté y no la fuimos a ver al cine. Tengo recuerdos de mi infancia en donde aparecen el diablo ese, la medusa y por supuesto el Kraken. Pues la vimos esta semana y no se me hizo tan mala. No quise compararla con la primera porque aquella tiene el plus de la sencillez de una época sin tantos efectos. Cambiaron la historia y humanizaron a Perseo, lo cual me pareció bien. Lo que no me gustó fue precisamente Perseo: demasiado lindo, demasiado soso. En fin, dominguera.

También vimos Freaks (Tod Browning, 1932), y nos gustó un chorro. A mí que me encanta ese rollo de los fenómenos ( en buen plan, me gustan las vidas extraordinarias) pues ver a tantos juntos, que fueron famosos en la vida real, pues me fascinó. Dante la vio en inglés y no le entendió mucho, así que la quiere en español. Trataré de conseguírsela.


Julio y su clima loco loco

martes, 13 de julio de 2010


No me gusta dejar de postear, pero por lo general evito escribir sin tener un tema, aunque sea algo sin mucha importancia. Pero en estos días me he mantenido ocupada en no sé qué cosas, y no he tenido tiempo de dedicarle a mi grifo el tiempo que se merece.
La semana pasada cumplí 31 años. La verdad me siento como de 21, pero sin ganas de antrear, con muchos más kilos y con la necesidad de dormir ocho horas diarias. Me choca cumplir entre semana porque no se puede festejar a gusto, aunque la verdad, el dinero tampoco me permite darme esos lujos.
Mañana cumple años mi pequeño Dantinho. 7. Tan pronto. A segundo año. Tan pronto. Es tan inteligente como un muchacho de 20 y tan rebelde como un chico de 16.
Cada día me sorprende más: su gusto desmedido por los monstruos: vampiros, hombres lobo, zombies; su brillante memoria auditiva, capaz de reconocer una canción en las primeras notas, o la voz de los actores de doblaje en diferentes películas; su esfuerzo por perder el miedo a ser golpeado en el Tae Kwon Do.
Mis 31 se vuelven 21 definitivamente por despertar los últimos 7 años y ver la carita modorra de mi crío.

jueves, 1 de julio de 2010




Si me dieran a escoger entre salvar la vida de un toro y la de un torero, escogería al toro, sin pensarlo. Los toros (los animales en general) no andan por la vida matando hombres, no se preparan para hacerlo, ni lo disfrutan y celebran en una "fiesta".

Regresar a la rutina es magnífico

miércoles, 30 de junio de 2010


Soy una animalita de costumbres. Me gusta la rutina: comer a cierta hora, llevar al crío al Tae Kwon Do, escribir, hacer alguna cosilla manual o cocinar, ver la tele un rato, acostarme...

Las pasadas dos semanas estuvieron de locura con el asunto del Encuentro de Contracultura, que, por cierto, fue todo un éxito, y del cual aprendí muchas cosas. Rescato algunas de ellas:
1.- Nunca se esta solo, ni se es único ni indivisible (me gusta cómo suenan esas dos palabras).
2.- Un colectivo se forma por afinidad de ideas, de oficios, de intenciones, pero es todavía mejor cuando se forma para realizar un evento específico: así se sabe en la práctica quién trabaja y quien no. Es muy fácil decir "Sí, yo quiero estar en el colectivo" y a la hora del rebane no aparecerte.
3.- Es muy gratificante y esperanzador encontrar personas que no buscan beneficio económico en lo que hacen.
4.- Es divertido ver que nos hemos convertido en adultos. Las reuniones, que de por sí eran entretenidas, tenían un toque de humor extra con los hijos de algunos de nosotros jugando.
5.- Creo que muchos necesitábamos un respiro, algo diferente. Los eventos culturales se habían vuelto solemnemente aburridos. Tal vez por eso los cuatro días tuvimos lleno total.

No somos los únicos, ni los primeros, ni descubrimos el hilo negro de la contracultura, pero nos divertimos y logramos los objetivos que nos propusimos al planearlo. Gracias a todos!

1er Encuentro de Contracultura La Paz

miércoles, 16 de junio de 2010

Nuestro amigo Roly nos invitó a organizar un encuentro de contracultura y le dijimos que sí, sin saber muy bien cómo iba a estar el show. Convocamos a algunos amigos, y esos amigos invitaron a unos cuantos más que no conocíamos, y se formó un comité organizador que ha realizado ocho sesiones. Los lunes de cada semana nos hemos reunido, prácticamente todos, en el Centro Social Otro Mundo. Cada miembro del comité tiene vida personal, lo juro, un trabajo, familia o vaya usted a saber, pero los lunes han sido sagrados y nos juntamos a cerrar detalles y unificar criterios. Todavía no llega la fecha, pero yo siento que ya se cumplió con uno de los objetivos, que es reunir a personas que estamos trabajando proyectos independientes, con ideas similares.
Un gusto convivir con la comunidad del anillo (me ha salido lo sentimental de nuevo).

para conocer el programa y los participantes, vengan acá: 1er Encuentro de Contracultura La Paz

Día del blogger

De futbol, mundiales y sándwiches

domingo, 13 de junio de 2010

Por fin empezó el mundial. Digo por fin, no porque lo esperara con ansias, sino que vengo viéndolo anunciado desde hace meses. No me malentiendan: me gusta el futbol, lo jugué (mal, por cierto) en la prepa, y teníamos entrenador y todo, y aprendí las reglas y todo, pero me enferma toda la mercadotecnia y lo que ocurre alrededor del juego.
Los 90 minutos que dura cada partido son emocionantes. Ver a los jugadores, con sus uniformes... bueno, esa es otra historia. Me gusta el futbol, lo disfruto, pero la televisión hace que lo aborrezca.
Ver a la selección mexicana (que siendo sinceros, no es taaaan buena como nos lo hacen creer) anunciando pan, refrescos, programas, etc. tiene, para mí, el efecto contrario a lo que deseean. Que les funciona con mucha gente, es inegable. Mi hijo habla del Chicharito como si fueran compas de toda la vida y ni siquiera le gusta el futbol. Ni hablar del comercial que hicieron con Aguirre...
Veré los partidos del mundial, los de México y los que pueda, y haré corajes porque mi marido sea capaz de vestir a Dante e ir a botarlo a la escuela tempranísimo con tal de llegar a la oficina con la televisión e instalarla.
Y también haré corajes porque me van a quitar programas por meter los resúmenes mundialistas. 
Y no usaré camiseta de la selección porque no tengo ni pienso comprar.
Pero me deleitaré viendo a Canavaro, Vela, Henry, y otros más cuyos nombres son lo de menos.

Cuento corto

martes, 1 de junio de 2010

Este era un gato con los pies de trapo y los ojos como los de mi abuela, azules plomizos, casi grises, que le daban un toque de misterio cuando daba vueltas por la plaza, con otras jóvenes, despertando pasiones entre los caballeros que las pretendían. Pero mi abuela no era fácil de conquistar, porque se sabía encantadora. Buscaba su príncipe azul, y estaba segura de que sabría identificarlo cuando lo tuviera enfrente. Por eso mi abuelo, aquel que de joven era mucho más alto que hoy, no necesitó hacer demasiado para ganar su cariño. Se paró frente a ella y sonriendo apenado le ofreció un ramo de margaritas. Ella lo aceptó y se enamoró al instante, al notar que llevaba la camisa al revés. ¿Quieres que te lo cuente otra vez?

Los horarios para beber

lunes, 17 de mayo de 2010


Un policía municipal salió de su casa a las 6:30 de la mañana, hacia el trabajo, en su carro. Un borracho se le estampó, provocando que su carro se volteara y el policía murió. El borracho salió lesionado, pero sobrevivirá.
Una familia se despidió del padre una mañana como cualquier otra, sin imaginarse que no volvería. Tal vez ni se despidieron de él, por la hora.
Las 6 de la mañana es la hora de empezar el día. No es la hora en que supone que salgas del antro totalmente alcoholizado y mates a alguien. No se vale.
La ampliación del horario para venta de alcohol en bares de las 3 a las 5 de la mañana es totalmente inaceptable, y los argumentos para esto son estúpidos: 
-El derecho de cada persona de divertirse hasta la hora que quiera. (Me parecería bien que se pusieran hasta la madre pero en sus propias casas).
-Que la gente sale cada vez más tarde y empiezan la fiesta hasta las 11 o 12 de la noche, así que necesitan recorrer sus 5 "horas alcohol". 
-Por lo que mencioné antes, los dueños de los antros no alcanzan a ganar lo suficiente. Necesitan más tiempo para terminar de alcoholizar a su clientela.
Creo que el consumo del alcohol, los reglamentos para los negocios y los de tránsito son cuestiones que se está escapando del control de las autoridades. Pero en fin, vivimos en el mundo al revés.

Abriendo mi corazón (otra vez)

jueves, 13 de mayo de 2010


Con la emoción del momento, creí oportuno aprovechar para contarles un poco más cosillas secretas (y otras no tan secretas).
1.-Algunos conocidos me echan carrilla porque somos como ancianitos: a las 11 de la noche se apagan las luces en casa. Dante se baña a las 8 y se duerme a las 9. Cuando nos estamos acostando todavía se escuchan los gritos de los chamacos que siguen jugando afuera.
2.-Soy buenísima para dormir. Podría dormir toda la tarde y no perder el sueño para la noche. Puedo dormir con luz y ruido (eso sí, con moscos no). Viajé en autobús de Tijuana para acá (22 hrs.) dormida, despertando sólo para ir al baño y comer algo.
3.-Soy malísima para escribir  a mano. La letra me sale fea, escribo unas letras por otras. Me acostumbré al teclado.
4.-Mi madre siempre me dice "Alma", que es mi tía. A veces me dice "Chuchis", pero eso sí conscientemente.
5.-Quisiera ser una escritora reconocida, pero me gustaría más ser querida. Más que como Paz, Borges o Cortázar, me gustaría ser como Galeano.
6.-Tengo muñecos de cuando era chica. Incluso tengo mi primer muñeca. Mi madre los guardó y hace poco me los dio. Casi lloro de emoción. Duermo con un oso que creo que me lo regaló mi amiga Dora en la secu. Le puse "CaprichOso".
7.-Mi sueño es tener el cabello largo. Mi problema: cabello grueso, poroso, imposible de manejar. Por eso cuando ya lo traigo largo no soporto y me lo corto (salió verso sin esfuerzo).
8.-La película con la que más he llorado es Big Fish. Desde que el papá entra al hospital hasta que acabó la peli fui puro llanto. La segunda es Bailando en la oscuridad.
9.-Son muy gritona e histérica.
10.-Adoro ir al cine y pedir palomitas mitad acarameladas y mitad enchiladas (de las que llevan chilito en polvo).
11.-Mi abuelo me dijo como a los siete años que no existía Santa Claus. Yo me frikié, pero lo que me acabó de matar fue cuando le pregunté si tampoco existía el ratón de los dientes y me dijo que no. Eso me dolió más porque yo le ponía pedazos de quesito y agua además del diente.
12.-Una vez Santa Claus me trajo la Barbie de corazones rojos. Era hermosa: con un vestido de corazones de terciopelo y los labios rojos rojos. Tenía un sellito que pintaba besos. Amaneciendo en navidad me salí a jugar arriba de un árbol, y luego me metí y la olvidé en el árbol. Sólo me duró unas horas...
13.-En la prepa nos dio por jugar Ouija y nos pasaron cosas muy locas. Miedo...
14.-Fui a la iglesia por última vez hace como siete años. Sólo fui porque era aniversario luctuoso de mi abuela e iba a estar mi madre y mis tías. Fui a decirles que estaba embarazada. De hecho ni siquiera entré, las esperé afuera con unos nervios que para qué les cuento.
12.-Cuando yo tenía 16 años mi hermano estaba pequeñito, de meses. Yo lo recogía a mediodía y me lo llevaba en pesero a la casa para cuidarlo mientras mi madre trabajaba. Me gustaba que la gente me viera con él y pensara que era mi hijo. Incluso alguna vez me preguntaron y yo les dije que sí, que era mi hijo. Por cierto, los bebés por lo general nacen morados y feítos. Mi hermano no, nació rosita, con la cara muy linda.

Festejo magno

No se trata de rating,
se trata de puro amor.
¡Gracias Totales!

el español

sábado, 8 de mayo de 2010


¿Bueno, pero me entendiste, no?
Es una frase clásica cuando alguien no se ha expresado correctamente. No me parece un buen pretexto.  Ahora con el Facebook me he dado cuenta de que la mayor parte de la gente no escribe bien el español. Faltas de ortografía y sintaxis, uso incorrecto de las palabras, abreviaturas y cambio de letras. El hecho de usar un lenguaje especial para el internet me parece un tanto sensato por cuestiones prácticas, como escribir WTF, o LOL, pero hasta para transgredir las reglas habría que conocerlas.
Lo malo es que no sólo es en el internet: basta con ver la televisión para notar los miles de errores que cometen. A mí, en lo personal, me da pena ajena. Digo, una cosa es un error de dedo, y otra desconocer las reglas ortográficas.
Alguien me dijo una vez, que no todos tenían que ser expertos en español si no estudiaron lengua y literatura como yo. No estoy de acuerdo. Nadie tiene que porqué conocer las corrientes literarias o los principales escritores y sus obras, pero hablar y escribir correctamente debería ser obligatorio en cualquier carrera, siendo que el español es nuestra lengua materna.

Un regalito

viernes, 30 de abril de 2010

Por ser día del niño, y porque cada vez se acerca más la visita No. 50000, les dejo este mini libro de poesía para niños. Como algunos sabrán, no soy poeta, pero esto lo escribí para mi crío, lo subí a ISSUU y espero que les guste.

Dantinho y los peces

viernes, 23 de abril de 2010


Estábamos en la oficina tratando de explicarle a Dante cuáles eran los recursos naturales del estado para su tarea, y Mauricio le dijo: ¿que hay en el mar?
-Peces-, le dijo Dante
-¿Y para qué sirven los peces?- le preguntó, esperando una respuesta lógica.
-Los peces son para nadar- contestó Dante.


Mamá orgullosa.

Batallo porque quiero

miércoles, 21 de abril de 2010


¿Para qué batallar, si todo está al alcance de nuestra mano? ¿Si sólo es necesario estirarla y agarrar del anaquel o refrigerador lo que sea que necesitemos? Por desgracia, la vida que llevamos muchas veces no nos deja tiempo libre: el trabajo, los hijos, la limpieza y por qué no, la recreación. Resolvemos nuestras necesidades básicas con el consumo. Las plazas encierran todo tipo de negocios en donde podemos conseguir cualquier cosa sin necesidad de andar buscando. Todo es rápido, práctico, sin más esfuerzo que el desembolso.
Compramos todo hecho, vamos perdiendo la capacidad de elaborar cualquier cosa manualmente, y nos volvemos dependientes. Somos incapaces de hacer una bastilla, pegar un botón, arreglar un arete roto, forrar un libro, envolver un regalo. Nos acostumbramos a pagar para que otros hagan algo que nosotros mismos podríamos hacer con un mínimo de esfuerzo.
Comemos cada vez más cosas empaquetadas: jugos, pan, refrescos, verduras, cereales, platillos congelados, etc. y no nos ponemos a pensar que para que esos productos duren tienen que contener conservadores, además de las otras muchas porquerías que les ponen para que se vean lindos y cuando las comas sientas una explosión de sabor, una fiesta en tu boca. La mayoría de los niños crecen sin conocer el sabor de las galletas hechas en casa, o el agua fresca de frutas de verdad.
Por eso, para mí, vale la pena ocupar un poco más de tiempo haciendo gelatinas caseras, o mi propias hamburguesas, aunque sean un circo. Amasar y lavar la masa antier me llevó como tres horas. Guardé el gluten en el refri y al otro día por la mañana la dejé cociendo en la olla lenta. Ya en la tarde licué el gluten, cocí arroz y avena, los mezclé, y formé hamburguesas que metí al congelador. Dos tardes haciendo la comida y un dolor de espalda regular, que me pude haber ahorrado comprando hamburguesas vegetarianas hechas. Pero me gusta saber que yo misma las hice, y que Dante se da cuenta de que no todo se puede comprar en la vida. 


 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS