Cuidar el agua

sábado, 27 de febrero de 2010


¿Cuántos anuncios hemos visto en donde nos invitan a cuidar el agua? ¿Cuántas veces hemos escuchado, desde que éramos niños, que "el agua es la vida" y hay que ahorrarla? Lo sabemos: se está acabando. Cada vez somos más y el planeta no tiene para mantener nuestro ritmo de vida. 
Hay muchas estrategias para ahorrar agua: la hora de riego de las plantas, lavar el carro con cubeta, poner una botella de agua dentro del depósito del WC. Es importante hacer conciencia de que el ahorro de agua y energía empieza en casa, pero en la tele JAMÁS nos dirán que el mayor desperdicio de agua no viene de la gente común, sino de las grandes industrias, de las cerveceras, las fábricas de sodas, los supermercados, constructoras, en fin, de los que producen en serie y en serio. Otros que además de gastarse el agua también contaminan las fuentes de ésta son los productores de carnes: siembran miles y miles de hectáreas para mantener a miles y miles de cabezas de ganado que producen miles y miles de toneladas de caquita que va a parar a los ríos. En lugar de sembrar para alimentar directamente a miles y miles de personas. En fin.
Eso nunca lo veremos en la tele o en los periódicos locales. Nunca nos diran cuántas de las grandes empresas pagan cantidades risibles por sus millonarios consumos de agua. Sólo nos dicen que hay que cerrarle a la llave mientras nos lavamos los dientes.
Por si las dudas, en casa nos bañamos con cubeta.

Tips para preparar el gluten

miércoles, 24 de febrero de 2010

La primera vez que leí cómo se hacía el gluten, me quedaron muchas dudas. Intenté hacerlo y se me deshizo todo dentro del agua, en el segundo intento me salió una esponja diminuta que sabía a rayos.
Luego, buscando en varios sitios de internet, encontré muchos tips para lograr un buen seitán (gluten). Los resumí aquí.
1.-Amasa muy bien. Es simple: harina y agua, como si fueras a hacer pan. No sirve de nada que sea harina integral porque la vamos a lavar.
2.-Déjala reposar en agua, por lo menos media hora.

3.- Utiliza un recipiente grande para lavarlo: mientras más grande, menos cochinero.
4.- Pasado el tiempo de reposo, empieza a lavar la masa. Usa un colador de esos para lavar verduras. De esta forma no perderás pedacitos de masa que se desprendan. Cuando el agua esté completamente blanca, la tiras (la puedes usar para regar las plantas) y vuelves a llenar el traste. Lavas, tiras, llenas. Con unas tres veces puede ser suficiente.

5.- Te quedará una esponja chiclosa, de color beige.
6.- Yo le pongo sal, pimienta, ajo en polvo y un poco de hierbas, y la amaso un poco más.

7.-He aquí el secreto para que quede compacto y no esponjoso: hay que exprimir muy bien el gluten. Soltará el agua y se le saldrá el aire. Lo puedes guardar unos minutos en el refri dentro de una bolsa de plástico, sacarlo y volverlo a exprimir.
8.- Puedes cocerlo en agua hirviendo con una taza de salsa de soya, ajo, cebolla e hierbas. Yo lo que hago últimamente es meterlo en la olla lenta con verduras y un puñito de arroz, y le pongo un poco de salsa de soya para que agarre color. Así mato dos pájaros de un tiro: hago gluten y caldo al mismo tiempo.
9.- Ya frío lo rebanas y lo congelas en porciones, para sacar sólo lo que vas a utilizar.

10.- Lo puedes moler, freir, empanizar, en fin, usarlo como sustituto en los platillos que llevan carne.
11.- Es barato, muy alto en proteínas, cruelty free y rico.

Gluten

martes, 23 de febrero de 2010


Ya había hablado de las bondades del gluten de trigo: alto en proteínas, bajo en grasa, muy versátil. Hacerlo no es difícil cuando le agarras la onda. En mi tumbler subí unas fotos de cómo lo amaso y lavo. Una vez cocido, se puede preparar en muchos platillos que comunmente llevan carne.

Cirque du freak

lunes, 22 de febrero de 2010


¡Qué emoción! Por fin, después de tanto desearlo, conseguí Cirque du Freak, El aprendiz de vampiro. 
Desde que vimos el cartel en Cinépolis, nos traumamos. Imaginen a un niño de seis obsesionado con vampiros, hombres lobo y monstruos en general, y a su madre, que le sigue el rollo, viendo un cartel en donde sale un chico bajo la tierra rodeado de freaks. De inmediato me puse a buscar información y descubrí que la peli está basada en el segundo libro de una saga de 12 escritos por Darren Shan (seudónimo y nombre del personaje principal). Pregunté en la librería y ni siquiera aparecía en su base de datos, así que tuve que recurrir a los ebooks.
Bajé los tres primeros y comenzamos a leer el número 1: El tenebroso Cirque du Freak. Wow! padrísimo! Dante y yo estábamos fascinados. Por desgracia no lo acabamos de leer porque me cuesta mucho concentrarme en la pantalla y no tengo impresora. Nos habíamos propuesto terminarlo antes de ver la película, pero no nos pudimos resistir. En cuanto estuvo en nuestro disco duro, se nos quemó la paciencia.
Obviamente no se compara con el libro, que es una maravilla, pero nos dejó con mucha urgencia de seguir leyendo. 
Les recomiendo verla y leerla, por supuesto.

Mi pequeño Potter

domingo, 21 de febrero de 2010


Se acercaba el carnavalito infantil y teníamos ganas de llevar disfrazado a Dante. ¡Pues de Harry Potter! Pero no quería una capa simple, quería algo que se pareciera más a la de la película, así que me puse muy mona a querer coser sin saber. Lo increible es que quedó tan bien que ni parece que es lo primero que hago. Mi hermano imprimió el escudo de Gryffindor, nos prestó una de las varitas que él hace, y nos ayudó a pintar la escoba. Mi pequeño no ganó el concurso de disfraces, pero se veía muy guapo. Subí el tutorial en mi otro blog, por si a alguien se le ofrece.

sábado, 20 de febrero de 2010


Ser ama de casa no es fácil. Y miren que no soy, lo que se dice, una fanática de la limpieza. Digo, no me muero si se me junta un poco de ropa sucia o algunos trastes en la cocina. Pero mantener la casa medianamente limpia y ordenada es más complicado que escribir una novela. Yo no sé cómo le hacían las señoras de antes que con cinco, seis, o más chamacos tenían la casa clean y comida de tres tiempos deliciosa. Y sin lavadora ni aspiradora ni micro.
Por fortura y como signo de estos buenos tiempos modernos me casé con otro relajado (que tampoco se muere si encuentra un poco de polvo) que me ayuda con el quehacer y cocina, mira que si me hubiera tocado un obsesivo del orden vaya usted a saber si seguiría casada.
Pero por más que te relajes e intentes descansar es inevitable incomodarte por el desorden, agarrar la escoba y darle una pasadita que luego te lleva a una trapeadita y una sacudidita y una dobladita de ropa, etc.
Chicas, sé que ustedes me entenderán. Caballeros absténganse de intentarlo.

Festejando!!!

jueves, 18 de febrero de 2010


Hoy cumplo 3 años de ser vegetariana!!!
Soy feliz
¿Qué más puedo decir?

Good hair

lunes, 15 de febrero de 2010


Hace unos días vi Good Hair (Jeff Stilson, USA, 2009), narrada y protagonizada por Chris Rock, el actor de comedias. Desde hace algún tiempo he visto muy buenos documentales, y los disfruto tanto o más que las películas de ficción, tal vez porque la realidad es sorprendentemente triste o maravillosa. Igual que en las películas de ficción, el pretexto puede ser algo tan importante como la guerra, el Sida o la desnutrición, o algo tan aparentemente trivial como una cadena de hamburguesas o en este caso, el cabello de las mujeres negras de USA. 
Abro un paréntesis para aclarar porqué no me refiero a ellas como "Afroamericanas" o "de color", sino negras, porque son negras y no me parece ofensivo ser negro, y porque en el mismo filme hablan de ellas como "black women".
Pues este es un documental que habla sobre la obsesión de las mujeres negras por lucir cabello de blancas. El "afro" es socialmente inaceptable entre ellas mismas, y recurren a productos como alaciadores a base de hidróxido de sodio, tan perjudiciales para quien se los aplica como para quienes trabajan en su fabricación, y las carísimas extensiones, traidas en su mayoría desde la India. 
Más allá de lo agradable del entrevistador, y lo interesante que resulta conocer  datos que desconocía por completo, el documental es una llamada de atención acerca de lo que hacemos con nuestros cuerpos movidas por el afán de vernos como otras mujeres que consideramos modelos a seguir (modelos impuestos por la mercadotecnia, por supuesto), y de cómo llegamos a aborrecer lo natural, al grado que se convierte en un pecado. Imaginen a una madre poniendo Hidróxido de sodio, que puede quemar el cuero cabelludo o provocar ceguera, en su hija de año y medio, sólo para que pueda tener un cabello lacio, ajeno a su raza y que la mantendrá esclava de los alaciadores por toda su vida.


Egocéntrica? Sí, y en mi blog, más, faltaba más, faltaba menos...

domingo, 14 de febrero de 2010


-Me encanta el Carnaval. Me fascina el carnaval. A pesar de que me frikeo toda al caminar entre la gente y me sudan las manos y respiro aliviada cuando salgo de los tumultos. Me gustan los puestos de cosas que nunca compro, las luces, las plataformas que llevan bandas tocando, el delicioso pan de Texcoco, los juegos. Dante y yo lo pasamos de lo mejor cuando vamos, aún cuando sea obligatorio por el trabajo. Creo que algún área de mi cerebro se quedó estancada en los seis años.
-Mis perfumes favoritos, en ese orden: Perry Ellis 360°, Halloween, Curios, de Britney Spears.
-Nunca he comprado un perfume. Tengo una mamá y unas tías muy buena onda que me abastecen de ellos en Navidad o mi cumpleaños. Nada me hace más feliz!!!! Siempre tengo cinco o seis, y los uso todos!!!
-Me gustan los aretes. De hecho, no puedo salir de casa sin ponerme unos. También me gustan las pulseras. Los collares me gustan, pero me pongo cualquiera, me veo en el espejo y vuelvo a guardarlo. Hace años que no uso un collar. 
-Los anillos me gustan pero tengo un síndrome de lagunas mentales con ellos. Nó sé cómo o porqué, pero me los quito y los pierdo. Los llevo puestos, y luego ya no los traigo.
-Solía ser de lo más olvidadiza y se ma ha ido quitando.
-Mi mayor cualidad es ser muy puntual. Odio llegar tarde y odio esperar. ¿quieres verme enojada? cítame a una hora y llega tarde.
-Una vez que llego a casa no quiero salir.
-Tengo una obsesión por las fotos. Siempre las estoy viendo y ahora no salgo sin la cámara.
-Desde que hago mis accesorios, no se me antoja comprar aretes ni nada de eso. Me gusta usar sólo lo que yo me hago. De hecho, si supiera coser, yo misma me haría toda mi ropa.
-Me choca hablar de cremas, maquillajes, tintes, ropitas y zapatos. Pero me fascina hablar de bebés y partos.

Comer basura

martes, 9 de febrero de 2010

Ayer estábamos esperando el pesero porque el carro no sale del mecánico (pero eso es otra historia) frente a la entrada al almacén del C.C.C. palacio, justo donde descargan los tráilers y tiran la basura en los contenedores. Para nuestra suerte (mala suerte) el pesero tardó un buen rato, así que nos pusimos a observar a un muchacho encargado de sacar la basura. Vimos como vació tres cajas de madera que estaban llenas de hojas de repollo y/o lechuga, que a lo lejos se notaba que no estaban podridas, ni siquiera malatratadas, simplemente eran las primeras capas, las que le quitan para dejarlas lindas. Luego vació otra caja con cilantro y restos de más verduras. Bernardo y yo pensamos: de ahí sale un buen caldo, y si le echan un puño de arroz, queda perfecto. Al final vació una de fruta, con pedazos de sandía que bien podrían haberse preparado en agua fresca.
No existe una ley que regule el desperdicio de comida, por lo menos no la conozco, pero creo que aquí y en China debe ser malo desperdiciar alimentos, sobre todo si, no sé... hay tanta gente muriendo de hambre!
No sugiero que el comercial saque su basura y la regale, porque sería muy fácil  pensar que mucha gente esperaría a los "saldos" en lugar de comprar en la tienda. Lo que me parecería generoso es que pudiera "donar" sus retazos para alguna institución, o algún desayunador comunitario (si es que existen aquí).
El C.C.C. se ha distinguido por ayudar a la ciudad con diferentes campañas, espero que haga conciencia de que lo que a algunos ya no les sirve, a otros les hace mucha, mucha falta.
A propósito, les recomiendo que vean el documental Los cosechadores y yo (Les Glaneurs et La Glaneuse, Agnés Varda, 2000), que habla sobre los millones de toneladas de comida que se desperdicia en el mundo.

Video 1 de 8 en Youtube

And the Oscar goes to...

lunes, 8 de febrero de 2010



Parte de la terapia que yo misma me impuse es el confesar a ustedes, queridos amigos, algunas (sólo algunas) de las situaciones más vergonzosas de mi vida. Por eso les contaré.

Esto ocurrió hace unos 12 años, cuando solía ver la entrega de los Óscares, en casa de mi madre. Estaba yo arropada en mi camita, cuando le entregaron un oscar a Julia Roberts. Ella estaba emocionada hable y hable, y yo empecé a emocionarme también. Cuando me di cuenta, estaba yo parada junto a la cama, agradeciendo por el Óscar que me acababan de dar, llorando. Sí, llorando! Me sequé los mocos y me volvía meter en la cama, y juré no contarle a nadie.
Pero ya ven, hago un gran esfuerzo abriéndoles mi corazón y mis oscuros recuerdos. Espero no arrepentirme de esto.

Zombieland

jueves, 4 de febrero de 2010


Nunca me han gustado mucho las películas de zombies o asesinos de sierras eléctricas. Por lo general, me gusta más el terror del tipo fantasmal, de apariciones o del diablo. Pero (no me pregunten cómo) vi ZombieLand, y tenía que postear sobre eso.
 Escrita por Paul Wernick y Rhett Reese, y dirigida por el debutante Ruben Fleischer, Zombieland es una película de comedia, que tiene zombies como pretexto para contar una buena historia. No hay nada que no me haya gustado. Para empezar, la narración en primera persona es algo que me encanta; la descripción fría de un planeta destruido por muertos vivientes, que lejos de sonar inverosímil resulta cautivadora; Woody Harrelson, un actor que personalmente me gusta bastante haciéndola de Cowboy cazazombies, y Bill Murray, otra vez personificándose a sí mismo.
Los personajes me resultaron entrañables, la historia, interesante, el romance bien dosificado y sutil, el final adecuado y justo. No digo más porque me vería tentada a platicárselas de principio a fin, pero de verdad la recomiendo muchísimo (sobre todo si eres fan del cine de Zombies o de Alex de la Iglesia).

Where the wild things are



Hace mucho que no veía películas que me gustaran mucho, mucho, pero vi Donde viven los monstruos, (Where the wild things are, 2009)  y me fascinó. Fue dirigida por Spike Jonze (Being John Malcovich, El ladrón de Orquídeas), y basada en el libro de Maurice Sendak.
Esta es una de esas películas que vale la pena ver con niños o sin ellos, porque, aunque está dirigida al público infantil, no es una de tantas de dibujos animados con historias chistosas, (que disfruto, por supuesto) sino una verdadera joya del cine infantil. Los monstruos son reales: están ahí y Max puede abrazarlos y montarse en ellos,  golpearlos o dormir haciendo un montón. Son enormes y peludos, gesticulan como los actores que prestaron sus voces, y de verdad, te dejan con ganas de viajar a ese lugar para conocerlos.
Es tierna y dramática a la vez, apostó por los elementos emotivos, y creo que ganó.

novedades

Animal testing 3

lunes, 1 de febrero de 2010

Estuve buscando algún video que no tuviera imágenes tan terribles, pero simplemente no existe: La experimentación con animales es cruel, inhumana. Este video de Peta es, como lo que hace Peta, lo más sutil posible. Vélo.

Animal testing 2


De cualquier manera, y como siempre digo, no importa si no podemos vivir como Buda o la Madre Teresa, lo verdaderamente importante es vivir haciendo las cosas de manera consciente.
Uno de los problemas a los que nos enfrentamos es la falta de alternativas, así que me tomé la  libertad de hacer una tabla ejemplificando las cosas que sustituí:

El hecho de que se prueben productos en animales es cruel y la mayoría de las veces, inútil, y rescato dos puntos que creo que debemos considerar:
1.- La mayor parte de los experimentos que se realizan no son para mejorar la calidad de los  productos que nos venden, sino para encontrar formas de ahorrarles dinero y dejarles más ganancia, usando materiales de pésima calidad que no nos maten ni nos dejen ciegos, por lo menos a corto plazo...
2.- ¿Por qué tendrían que experimentar en animales marcas como Nestlé, Mars (m&m, sketlees) o Pringles???? Porqué nos están vendiendo veneno, por eso tienen que verificar que las ratas a las que alimentan con sus productos no sufran daños, repito: a corto plazo.

Bien, aquí está un poco de información, ignórala, o úsala y pásala, pásala (como papa caliente).



Animal testing


Hace un tiempo que me uní a un gruopo en Facebook: Productos que testean y no testean en   animales no humanos, y a raíz de eso me he dedicado a averiguar la procedencia de casa cosa que uso. He encontrando muchas páginas con listas de productos que sí testean y los que no,   pero muchos se contradicen, y en otros se limitan a productos gringos, así que hice una            pequeña investigación por mi cuenta, buscando en varias páginas, y resumo:
Sí experimentan con animales no humanos:
Procter & Gamble: Ace, Camay, Covergirl, Clairol, Gucci, Gillete, Head & Shoulders, Olay, Wella, Crest, Pringles, Pepto Bismol, Ariel, Duracell, Oral B, y muchos más…
Unilever:HeladosHolanda, Lipton, Slim Fast, Hellmans, Axe, Dove, Rexona, Pond´s, Vaseline, Ades.
Colgate-Palmolive: Fabuloso, Ajax, Suavitel, Colgate, Palmolive, Lady Speed Stick, Freska ra
Kimberly Clark: Huggies, Kleenex, Kotex, Pétalo, Kleenbb, Scribe.
Nestle: Helados, leches, etc.
HAY QUE REVISAR LA ETIQUETA DE LOS PRODUCTOS PARA SABER A QUÉ CORPORACIÓN PERTENECEN.

Para conocer muchos de los que no experimentan visita este folleto de Peta


 Es muy complicado consumir productos Cruelty Free por varias razones:
1.- Las grandes corporaciones no van a poner evidencias de sus investigaciones y experimentos con animales en sus páginas de internet porque nadie les compraría.
2.- Hay algunas que se regodean de sus políticas de sustentabilidad y ética, pero no son confiables.
3.- Las grandes corporaciones acaparan la mayor parte del mercado, compitiéndose entre ellas mismas, así que no hay muchas alternativas.
4.- Cruelty Free se aplica en animales, pero no nos ponemos a pensar en la cantidad de personas que trabajan en condiciones de esclavitud para muchas grandes compañías.


De cualquier manera, y como siempre digo, no importa si no podemos vivir como Buda o la Madre Teresa, lo verdaderamente importante es vivir haciendo las cosas de manera consciente.
Uno de los problemas a los que nos enfrentamos es la falta de alternativas, así que me tomé la  libertad de hacer una tabla ejemplificando las cosas que sustituí:



El hecho de que se prueben productos en animales es cruel y la mayoría de las veces, inútil, y rescato dos puntos que creo que debemos considerar:
1.- La mayor parte de los experimentos que se realizan no son para mejorar la calidad de los  productos que nos venden, sino para encontrar formas de ahorrarles dinero y dejarles más ganancia, usando materiales de pésima calidad que no nos maten ni nos dejen ciegos, por lo menos a corto plazo...
2.- ¿Por qué tendrían que experimentar en animales marcas como Nestlé, Mars (m&m, sketlees) o Pringles???? Porqué nos están vendiendo veneno, por eso tienen que verificar que las ratas a las que alimentan con sus productos no sufran daños, repito: a corto plazo.
 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS