jueves, 21 de enero de 2010

La era de las maravillas


Se puede videograbar el interior de las personas. Robots viajan al espacio y reparan naves rotas. Crecen jardines en azoteas y se opera a los bebés desde el vientre. Un presidente negro y con nombre musulmán llega a la casa blanca. 
Si ahora me dicen que el Tío Sam fue capaz de provocar un terremoto podría pensarlo. Si me dicen que fue en un país pobre del caribe, lleno de negros pobres, lo creo más. Si me dicen que el ejército gringo se adueñó de la situación y que no permite que la ayuda llegue correctamente a su destino, que todo fue planeado para invadir el país, entonces no me queda duda. El dinero y el poder no tienen escrúpulos ni sentimientos, no tienen entrañas ni ojos para ver los cadáveres de niños.
No oplvidemos que el tío Sam fue capaz de tirar dos torres gigantes para tener un pretexto e invadir Irak, y sólo perdió algunas vidas de "poco valor" para la gran nación. El premio Nóbel de la Paz demostró que la maldad no tiene raza, el imperio se pinta de cualquier color.



Entrada destacada

Queso de papa vegano

Después de haber probado una súper deliciosa pizza vegana con queso de papa en un bar, me quedé con las ganas de hacer el queso en mi c...