Lágrimas y lectura

domingo, 26 de enero de 2014

Que soy una llorona de primera, es cierto. Que se me salen las de cocodrilo con las películas, series, y hasta programas emotivos-cursis como "Jefe encubierto", también es cierto. Pero en mi vida, sólo dos libros han logrado hacerme un nudo en la garganta y soltarme unas lagrimitas:


El primero es Pigtopía, de Kitty Fitzgerald. La historia de un niño cerdo que #SufreComoPrecious o más. Es una historia similar a la del hombre elefante, de intolerancia, de abuso, y de amistad verdadera. Suena cursi, pero está bien escrita y me gustó mucho.



El segundo es Adonde no conozco nada, de Antonio Malpica, una novela para jóvenes. Lo acabo de comprar, y no puedo parar de leer cuando lo he podido abrir: en el parque, esperando a Dante, en el carro, no he podido soltarlo, y en un capítulo me oprimió el pecho y se me hicieron los ojos como de caricatura japonesa. Cabe mencionar que fui víctima de burlas por mi sensibilidad excesiva, pero qué le vamos a hacer. Estoy a punto de terminarlo, pero se lo empecé a leer a Dante y quiero terminar de leerlo con él.

No importa si eres llorón o no, pero si te gustan los libros que cuentan buenas historias y los personajes que se quedan en tu mente por un largo tiempo, te los recomiendo mucho.

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS