domingo, 29 de enero de 2012

Esta soledad

Brincando un poco entre blogs y mis sitios veges favoritos, he leído varios comentarios con los que estoy totalmente de acuerdo: ser vege es estar, en ocasiones, bien solo. Ser un poco el relegado, ser un poco el blanco de las bromas... y cansa... a veces...
Y es que en ocasiones no puedo evitar externar mi opinión acerca de lo saludable de una dieta vegetariana, o lo contrario: de lo que sé que hace daño de las carnes animales. Pero intento que sea poco y de preferencia sólo cuando me preguntan. También intento ser social y no ponerme demasiado los moños cuando se trata de convivencia con no vegetarianos (nadie de mi círculo familiar o social lo es) y jamás le negaré a nadie que coma lo que sea que se le antoje. En fin, no puedo evitar sentirme anormal a veces. Pero eso sí: nunca, ni en una sola ocasión, me ha pasado por la cabeza volver a mis viejos hábitos.
A punto de llegar a los 5 años vege.


Entrada destacada

Queso de papa vegano

Después de haber probado una súper deliciosa pizza vegana con queso de papa en un bar, me quedé con las ganas de hacer el queso en mi c...