Filosofía de 10 pesos

lunes, 30 de junio de 2014



Estoy en otra ciudad porque viajo en camión. Puedo ver oxxos y farmacias y calles desconocidas y no voy pendiente de si el chofer sonríe o se duerme porque es invisible para mí, para todos. Adentro somos iguales, ni más, ni menos, porque viajamos en la misma nave. Adelante, en medio,  atrás, todos sudamos. El rap de los asientos del fondo -aunque no me gusta el rap- suena bien, porque el que lo puso no es cualquiera, es mi compañero.
No vamos sólo los treinta y cuatro pasajeros: van, también, como polizontes, el hambre, el calor, las ganas de llegar, el cansancio, la ilusión, el sueño, la necesidad, el amor, la incertidumbre, se subieron con cada uno de nosotros. Somos compañeros porque viajamos en la misma nave.

Diferencias

martes, 10 de junio de 2014


Cazarlos como trofeo está mal. Pescarlos como trofeo está bien.
Pegarle una patada a un perro está mal. Torcerle el cuello hasta la muerte a una gallina está bien.
Maltratarlos en los circos está mal. Tenerlos encerrados en fábricas de carne hasta su muerte está bien.
Matarlos en una corrida está mal. Colgarlos hasta que se desangren está bien.
Hacer sufrir a un gatito está mal. Hacer sufrir a un ganso para hacer crecer su hígado para paté está bien.
Verlos asesinados en las fotos está mal. Verlos destazados en un aparador está bien.
 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS