miércoles, 23 de julio de 2014

Crudivegana


Hace 12 días leí este artículo sobre la que se supone que sería la alimentación original del hombre, y los argumentos me parecieron muy lógicos. En el mismo rato, por cosas del destino, vi este video: 



...y me enamoré.
No me malinterpreten, no me enamoré de la chica, sino de cómo se veía. Independientemente de lo bella que es, su piel, sus ojos, cabello, todo en ella es brillante, como si ella misma fuera una fruta fresca, y dije: yo quiero estar así, sentirme así.
Llevo 7 años sin comer carnes animales, pero la verdad es que he sido vegetariana de comida chatarra: no sólo comía quesadillas, pizzas y mucha pasta, sino que también soy adicta al refresco de cola y a toda la basura posible: pan dulce, galletas y panquecitos industrializados, sabritas, etc., por eso nunca bajé de peso.
A pesar de comer tanta chatarra, mi salud ha sido buena, pero siempre se puede estar mejor. Así que, como hace siete años, tomé una decisión un poco apresurada, pero firme: ser crudivegana. ¿Qué significa? que me alimentaré sólo de frutas, verduras, germinados y frutos secos, todo en crudo. 
Los primeros dos días fue un poco difícil, porque es difícil cambiar el menú a otro tan distinto, y prescindir de alimentos que eran básicos en mi vida diaria, como la pasta, las tortillas, el frijol, pero lo he ido resolviendo. También ha sido complicado porque mi esposo e hijo no serán crudiveganos, por lo que ellos comen otra cosa, pero afortunadamente son buena onda y él cocina mejor que yo.
Me siento fabulosa. Los pantalones me quedan un poco grandes. No he usado la estufa, y con este calor, es maravilloso. He probado cosas nuevas, sabores diferentes, ingredientes que jamás usaba, y me encanta. 
Estoy dispuesta a seguir, y también, a comer alimentos cocidos cuando la ocasión lo amerite, en especial fuera de la ciudad o en festejos familiares, pero la comida fresca será mi alimento de todos los días. 
Y lo que sigue, seguro, es responder todas las dudas de familiares, amigos, conocidos y hasta desconocidos, sobre mi alimentación. No faltará el que me diga que me voy a morir, que qué aburrido, que si de dónde sacaré las proteínas, que me voy a quedar calva y sin uñas, en fin. Pero vale la pena, si no, no lo haría. 

Entrada destacada

Queso de papa vegano

Después de haber probado una súper deliciosa pizza vegana con queso de papa en un bar, me quedé con las ganas de hacer el queso en mi c...