martes, 30 de diciembre de 2014

Recuento del 2014


Me encanta la Navidad. Bueno, los días previos a ella: salir de vacaciones, las compras, envolver regalos, la emoción... pero recibir el año nuevo no me gusta tanto, la nostalgia, la melancolía, no soy buena enfrentando esas cosas emotivas.
El reto de los años nuevos, para mí, siempre es escribir la fecha correctamente y no seguir escribiendo el año que ya terminó. Esta vez estoy decidida a disfrutar la cena de nochevieja y empezaré con la celebración desde hoy, haciendo un recuento del año que está a punto de acabar. 

1.-Mi película favorita: Donnie Darko.
2.-Mi libro favorito que en realidad son dos: Los mejores relatos  de Roald Dahl (para adultos) , y Ciudad Equis, de Juan Carlos Quezadas.
3.-Mi producto maravilloso descubierto: el aceite de coco. Dejé de usar cremas en la cara gracias a este delicioso descubrimiento.
4.-El ingrediente: granada, exquisita, jugosa, colorida pasional granada.
5.-Mi viaje favorito (además de las vacaciones familiares en el DF ):  aunque la Feria del Libro del Zócalo es fantástica, mi mejor viaje, sin duda, fue a la Feria del Libro de Los Mochis. Las dos presentaciones, una con secundaria y otra con prepa, salieron padrísimas, los chavos se quedaron tan picados que se vendieron todos los libros y se quedaron con ganas de comprar más; el comité organizador fue muy amable, y regresé en barco, cosa que no hacía desde que era niña. Ver amanecer desde el mar fue hermoso (ver foto arriba).
6.-Epifanía: el crudiveganismo llegó a mi vida, y aunque no pude seguirlo fielmente, cambió mi manera de ver la vida, y avivó el amor por mi cuerpo, por la naturaleza y los animales.
7.-Debajo de mi cama vive un duende, el libro que nos dio a mi socio Víctor Higuera y a mí la posibilidad de ver la literatura infantil claramente en nuestros caminos.
8.-Mi salud, mejor que nunca, las alergias bajo control, ni una gripa, ni una tos, nada.
9.-El Grito Colectivo, renovado y reafirmado como mi segunda familia y el trabajo que más me gusta.
10.-Un cachorro llamado Mojito II
12.-Un cumpleaños 35 que me hizo una mujer feliz.
13.-La tristeza de vivir en un país que se deshace, y a la vez la esperanza de ver que despertamos lentamente.
14.-Mi familia, que no está en último lugar, sino como base de todo.



viernes, 26 de diciembre de 2014

Helado vegano


¿Demasiado frío para tomar helado? Nunca para mí. Me gusta mucho, sin importar que me queden las manos frías y la nariz roja. 
Antes de decirles cómo se hace (que tampoco tiene ciencia), les cuento que me gusta comprar plátanos bien maduros, y una buena idea para conservarlos es pelarlos, partirlos en pedacitos y congelarlos en un plato y luego guardarlos en una bolsa dentro del congelador. Lo mismo hice con unas cerezas negras carísimas que compré y se me estaban echando a perder: las deshuesé y congelé. 
El helado, como dije, es facilísimo: puse en la licuadora un par de plátanos congelados y en cachitos, un poco de cereza, zarzamoras y moras azules, medio vaso de leche de coco para ayudar a la licuadora, y a licuar.
Gracias al plátano no necesita azúcar añadida y queda muy cremoso. Se los recomiendo.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Paycitos crudis


Primer intento de postre crudivegano, ¡y salió mejor de lo que esperaba! 
¿Eres chocolatoso? Esto te va a gustar.

Para la base:
1/4 taza de almendras (yo usé laminadas)
1/4 taza de dátiles (sin hueso!)
2 cucharadas de linaza
1 cucharada de aceite de coco
Muele todo en un procesador, yo lo hice en licuadora e igual quedó muy bien, debe quedar una pasta pegajosa. Cubre unos moldecitos con la mezcla(a mí me salieron 4).

El relleno:
2 plátanos bien maduros y dulces
2 cucharadas de aceite de coco
3 cucharadas de cocoa
Licualo todo, rellena los pays y mételos al congelador por un par de horas. Yo no pude aguantar y lo saqué cuando todavía estaba un poco aguadito, pero estaba delicioso.
Le puse una zarzamora y debí ponerle muchas, muchas más, el sabor ácidito le va muy bien al chocolate.
Es muy fácil, y vale la pena. 

sábado, 6 de diciembre de 2014

Comida en 5 minutos


La comida de hoy no fue crudi, pero sí completamente vegana y deliciosa. Coliflor, brócoli, ejotes y zanahorias al vapor, con aderezo de mostaza casero y "parmesano" vegano.

Aderezo de mostaza:
-Dos cucharadas de aceite de coco
-Una cucharada de mostaza
-Sal de ajo
-Hierbas (eneldo, albahaca, semillas de apio)
Todo mezcladito.

"Parmesano" vegano:
-Almendras pulverizadas (yo la compro laminada y la trituro en la licuadora.
-Levadura nutricional en copos (ojo: no confundir con la levadura que es suplemento para deportistas que viene como granuladita, ésta es para cocinar)
-Sal de ajo.

El parmesano lo tengo listo en el refri, así que mi comida está en 5 minutos para un sábado de mucha pereza.


domingo, 30 de noviembre de 2014

#YaMeCansé

Aún cuando existe la desconfianza de que con México colapsando USA quiera "ayudarnos", es importante que en todo el mundo se conozca lo que estamos viviendo. A ti, que visitas mi blog, te pido que veas este video y lo compartas. 
Vivo en una ciudad llamada "La Paz", que le hacía honor a su nombre: un lugar pequeño, con playas hermosas, en donde las personas podían caminar de noche y dormir con las ventanas abiertas, sin miedo. Una ciudad en la que los asesinatos eran esporádicos y causados por triángulos amorosos y riñas por alcohol.
De tres meses a la fecha han ejecutado a más de 50 personas, hay balaceras a cualquier hora del día, y nuestra vida empieza a cambiar. 
El día que tuve que explicarle a mi hijo que en caso de balacera tenía que tirarse al piso y cubrirse la cabeza se me rompió el corazón, pero aun con miedo, no pierdo la esperanza de que estamos a tiempo de rescatar nuestro espíritu, antes de que nos acostumbremos a ver la violencia como algo natural. 
Nadie se merece esto.
Por favor, comparte.

viernes, 7 de noviembre de 2014

Valses y marchas


Me gustan los valses y las marchas, porque me ponen de buen humor y me dejan toda alegre y con ganas de bailar.

Les comparto mi vals favorito: el "Segundo Vals" de Shostacovich, con André Riu. La verdad, yo también me pararía a bailar si tuviera la gracia.


Ahora, mi marcha favorita: la "Marcha Radetzky" de Johann Strauss padre. Me fascina desde que mi hijo era pequeño y empezábamos el día viendo "Chiro", el pollito, que terminaba con esa canción (adaptada). Me alegra el día!

Que las disfrutes.

martes, 21 de octubre de 2014

Pudín de chía



Desde que probé esta semillita, me enamoré. No es sólo por sus maravillosas propiedades, sino por la consistencia que le da a los platillos. Desde que dejé los cereales, extrañaba mucho la avena. Hay personas a las que les desagrada la textura "babosa" de la avena cocida, pero a mí me encantaba. Por eso, la chía llegó para quedarse en mi vida.
Aunque me he acostumbrado a que todos mis alimentos de la primera mitad del día sean líquidos (infusiones, batidos, jugos) a veces se me antoja algo distinto. Hoy me hice un pudín de chía con chocolate, aquí les dejo la receta:

-Un plátano muy maduro
-Un puñito de nueces activadas (cómo activar y por qué, aquí)
-Medio vaso de agua
-Dos cucharadas de chía
-Una cucharada de cocoa en polvo (sin dulce)
-Coco rallado al gusto
-Frutillas al gusto


Licúas el agua, con el plátano, las nueces, el coco y la cocoa. Lo sirves en un platito y le agregas la chía y las frutillas (moras azules, zarzamoras o la fruta que tengas o se te antoje) y listo. Es facilísimo no? Yo me he acostumbrado a no endulzar mi comida, pero si gustas puedes hacerlo con miel.

Este platito me duró como una hora, porque aunque no lo creas llena muchísimo, y te quita el hambre durante toda la mañana. La cocoa le da un sabor muy intenso y los chocolatosos como yo lo disfrutarán.

martes, 23 de septiembre de 2014

Después de un huracán


Después del huracán, viene la calma. Debo confesar que estuve feliz por varias razones:
1.-Me desentoxiqué de los ratos ociosos del internet. Es necesario, lo uso para trabajar y todo, pero estaba demasiado pegada a la pantalla.
2.-Mi hijo volvió a ser un chico de barrio sudoroso correteando con armas de plástico y haciendo guaridas con sus amigos en vez de estar pegado a una pantalla (pc, xbox, tablet)
3.-Mi madre y hermano vinieron a casa varios días, y la pasamos bien.

Pero si pensaban que después de la ausencia cambiaría por alguien más relajado, oh, grave error, he vuelto. Tuve oportunidad de ver dos películas sobre alimentación. Hoy les recomendaré el documental "FAT, SICK AND NEARLY DEAD" ("Gordo, enfermo y casi muerto"). 
He notado que algunas personas creen que los hábitos saludables se forman a través de décadas de repetición y de grandes sacrificios. Que un estilo de vida sano está destinado para cierto tipo de personas, que tal vez nazcan con el gen del "hippismo" "hipsterismo" "abrazaarbolismo" o algo así. Jamás imaginan que cualquiera, CUALQUIERA, a cualquier edad, podría, si quisiera, cambiar su vida a través de una simple decisión. ¿Y qué pasa cuando alguien lo hace? no cambia sólo su cuerpo, cambia su forma de sentirse, y se siente tan bien, que quiere que todo el mundo se sienta igual, y a veces, muchas veces, resultamos molestos, y pareciéramos autoritarios o necios, pero -hablo por mí- es con la mejor intención. 
Me cuento entre las pruebas vivientes de eso. Hasta hace dos meses la chatarra (carnívora primero, vegetariana después) dominaban mi mente y mi paladar, y aunque me falta mucho para llegar a donde quiero, estoy en el camino, y nunca me había sentido tan sana y feliz como a mis 35.

Fat, sick and nearly dead es la historia real de Joe, un tipo como tú, o como yo, que se cansa de estar enfermo y decide probar algo distinto, sin saber las maravillosas consecuencias que tendrían su vida y la de otros. Yo no imaginaba el giro que toma la película de la mitad en adelante.
Te invito a verla como te recomendaría una película en el cine. Prepárate unos pepinos con chile o un plato de piña o sandía, dile a tu esposo/novia/amigo/hijos que se echen contigo en el sillón, y disfrútenla. 

domingo, 21 de septiembre de 2014

Ceviche vegano



Oh, por dios. Debo haber muerto y llegado al cielo, sin exagerar. Sencillo, delicioso, crudivegano, fresco, podría comerlo a todas horas, todos los días.

Setas, jugo de limón, cebolla, tomate, zanahoria, pepino, cilantro, aceitunas, aceite de oliva, sal de ajo y una pizca de orégano. Como plus: una hoja de alga nori en tiritas para darle un toque marino y una lata de jugo de verduras en vez de clamato, y mucha salsa picante.
Puedo comerme un litro sola, ¡literalmente, porque es muy ligero!

domingo, 14 de septiembre de 2014

Extremos

Al centro, mi esposo y yo, y enfrente, mi crío, de viaje en Loreto, dando capacitación. El paquete incluye a capacitadores esposo-esposa e hijito.


Hace unas semanas, una abogada feminista hablaba sobre el derecho reproductivo de las mujeres, y cómo algunas, como ella, decidieron no tener hijos para realizarse como profesionales. No es la primera vez que lo escucho de mujeres "exitosas". Y yo me pregunto:¿ y qué no se puede ser y desarrollarse como profesional si se tiene hijos?
Estoy totalmente de acuerdo con el hecho de que no es obligatorio parir, ni tener instintos maternales, ni que te gusten los niños. Nadie debería presionarnos para casarnos o ser madres, ni siquiera para tener el segundo bebé "la parejita". Aplaudo el hecho de que una mujer no acceda por presión a ser madre, y decida vivir feliz sin hijos.
El asunto de este post es el hecho de afirmar que el no tener hijos es el paso necesario para ser una mujer verdaderamente realizada, sin ataduras. ¿No es, acaso, reforzar el estereotipo de que la madre de familia se verá limitada al cuidado de los hijos y el marido? ¿No deberíamos fomentar la idea de que se puede tener todo si es lo que se desea?
Soy ama de casa, igual que mi marido. Soy madre, esposa, soy profesionista, escritora, crafter, promotora cultural. Salgo de la ciudad a dar talleres y ando cargando con mi crío porque eso lo hace muy divertido. Si me ha faltado conseguir algo en la vida, no ha sido porque tengo un hijo...

lunes, 8 de septiembre de 2014

Placer sin límites


Acabo de ver una nota sobre un chico de 14 años al que le pusieron un by pass gástrico porque pesaba 191 kilos, y luego, este video sobre una granja de conejos de donde compran la piel varias marcas muy importantes. Ambas noticias me dejaron muy triste, y la verdad no me parece que estén muy alejadas una de la otra. Finalmente, podrían resumirse en la búsqueda del placer del hombre: "me gusta, me lo como. Me gusta, me lo pongo. Me hace sentir fuerte, lo maltrato o mato".
No sé si es parte inherente de ser humano el poco aprecio por la vida, la propia y la ajena. El pensar, por un lado, que somos dueños del mundo y de todos los seres, y que estamos dispuestos a sacrificarlos por nosotros (qué estupidez), y por otro, que la vida es tan corta que no importa pasar la mitad de ella enfermos, siempre y cuando la "disfrutemos".
Tal vez sea algo que el ser humano trae por naturaleza, un defecto. O tal vez sea algo que nos empeñamos en creer y repetir.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Ensalada oriental


Me gustaría decirles que soy una excelente cocinera, que tengo la sazón de mi madre y que día a día mejoro mis habilidades culinarias. Me gustaría, pero no es así.

Disfruto cocinar, pero la verdad es que soy un poco perezosa  y casi siempre termino haciendo cosas rápidas y que me gusten.

Hoy hice unos rollitos tipo sushi, pero obviamente sin arroz. Fue rápido y muy rico, y a la hora de la cena quería repetir, pero tenía tanta flojera que necesitaba que fuera express, así que los convertí en ensalada.

-Pepino en trozos
-Zanahoria rallada
-Cebollín picado
-Champiñones laminados
-Alga nori en tiritas
y aderezada con vinagre de arroz, pimienta y salsa de soya.
Por desgracia se me terminó el ajonjolí, que si no, también le habría puesto. 
¡Déjenme decirles que quedó fabulosa! En serio, quiero comer diario. Tiene ese sabor "mariscoso" que tanto me gustaba y que extrañaba.
Se los recomiendo a crudis, veges y omnívoros, de verdad.


viernes, 22 de agosto de 2014

¿Recetas? Aquí te dejo muchas



Cuando no eres chef o mínimo un buen cocinero, y además trabajas y tienes muchas ocupaciones, no tienes tiempo (ni ganas) de andar inventándote innovaciones culinarias para comer sabroso y conforme a tus necesidades y preferencias. Afortunadamente el internet hay cientos y cientos de páginas y blogs que tienen recetas vegetarianas, veganas y crudiveganas que pueden servirte aún si no eres algunas de las tres anteriores y sólo quieres aumentar tu consumo de frutas, verduras o comidas "vivas".

Trataré de compartir más mis menús, sólo para darles una idea de lo que como. Hoy, por ejemplo, desayuné un batido de sandía:
-Un pedazo grande de sandía que pelé y partí en trozos suficientes para llenar con ellos la licuadora. La licué y colé porque las semillitas no me gustan.
-Un puñado de fresas congeladas
-Medio kiwi que me quedó de ayer
-Un puñado de zarzamoras congeladas
y todo a licuarse con el batido de sandía ya colado.
Sale casi un litro, que me llevo a la oficina para tomármelo con calma :)

No tengo idea de qué voy a comer hoy, pero todavía tengo hummus crudo, así que igual me lo sigo comiendo con palitos de pepino.

Quisiera ir compartiendo recetas, pero por lo pronto les paso algunos sitios de donde saco muchas ideas (bueno, ahora no tantas porque como puro crudi). Algunos ingredientes no se consiguen en mi ciudad, o son muy caros, y busco la manera de reemplazarlos, pero igual quedan bien.

Estos blogs son buenísimos para los que no son veganos o que apenas andan queriendo serlo, porque tiene recetas muy sabrosas y parecidas a las que comúnmente llevan carne, así que son fáciles de aceptar para irnos familiarizando con la comida vegetal. ¡Prueba y verás como ni extrañarás comer animales!












miércoles, 20 de agosto de 2014

Hummmus crudo



Al decidir comer dieta vegetal cruda, estaba consciente de que dejaría de comer algunas de mis comidas favoritas, pero la sola idea de dejar de comer hummus era muy cruel porque me fascina. Así que encontré una receta crudi, le hice pequeños cambios, y quedó delicioso! 
Licuas 2 calabacitas, 3 dientes de ajo, 1/4 de taza de aceite de oliva, el jugo de 3 limones, 1 cucharadita de sal de mar, 1 cucharada de crema de cacahuate y un toque de Chipotle , y listo. 
Amantes del hummus, no encontrarán algo más sencillo.

martes, 19 de agosto de 2014

#Ni un Poncho más


Cuando uno habla sobre alimentación saludable, mucha gente tuerce los ojos y la boca. Puedo imaginar su pensamiento: "Cómo chinga ésta con lo de la comida" "Debería de comer lo que quiera y dejar que los demás comamos a gusto" "Llevo toda mi vida comiendo así y nunca me ha pasado nada" "Mis hijos están bien alimentados, basta con verlos".
Nunca es mi intención juzgar a las personas por lo que comen. Yo misma pasé la mayor parte de mi vida alimentándome mal. Aún siendo vegetariana seguía comiendo basura, y aún siendo crudivegana me cuesta trabajo negarle las chucherías a mi hijo. No juzgo a nadie: me preocupo por las personas que me interesan, y aunque a veces doy consejos que no me piden, no me importa, porque si logro hacer un cambio, aunque sea pequeño, en la alimentación de alguien, me sentiré mejor.
El video que les comparto es de una campaña contra la obesidad infantil. El problema es que creemos que si nuestros niños no están gordos, entonces están sanos, y no necesariamente es así. Amamos a nuestros hijos, hagamos lo mejor por ellos. No podemos evitar que se enfermen, pero no ayudemos a enfermarlos.
Esto es muy duro...

lunes, 18 de agosto de 2014

Plátanos


De seguro no tengo que decir demasiado para convencerte de tener plátanos en tu casa, porque es una fruta muy común, pero muchos no conocemos las propiedades de esta fruta maravillosa:

Destaca su contenido de hidratos de carbono, por lo que su valor calórico es elevado. Los nutrientes más representativos del plátano son el potasio, el magnesio, el ácido fólico y sustancias de acción astringente; sin despreciar su elevado aporte de fibra, del tipo fruto-oligosacáridos. Estas últimas lo convierten en una fruta apropiada para quienes sufren de procesos diarreicos. El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante. El ácido fólico interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis material genético y la formación anticuerpos del sistema inmunológico. Contribuye a tratar o prevenir anemias y de espina bífida en el embarazo. 

Más allá de lo nutritivo que es, el plátano es una estrella en la dieta crudivegana. Puedes comprarlo en oferta y en grandes cantidades y congelarlo pelado y partido) para hacerlo un delicioso helado o licuado, sin necesidad de añadirle endulzantes gracias a su sabor natural. Lo mejor es comerlo cuando su cáscara ya tiene manchas marrones, que es cuando está bien maduro.
Yo soy fanática, y lo tomo en licuado con leche de alpiste, bien helado. Me quita el antojo de los postres y me pone de buen humor. Es tan cremoso y dulce que no se me antojan los pasteles ni las galletas. Lo adoro.
Cuando haga helado lo voy a fotografiar (si es que no lo devoro de inmediato) y pondré la receta.

lunes, 11 de agosto de 2014

Champiñones marinados

No era muy amante de los champiñones crudos en ensaladas, así que los mariné con salsa de soya, sal marina, ajo en polvo, vinagre, hierbas y aceite de oliva para mejorar su sabor y quedaron deliciosos. No quería que se acabaran!

domingo, 10 de agosto de 2014

Forks over Knives (documental)


Crecemos escuchando a nuestros padres, familiares, maestros, vecinos, doctores, diciéndonos qué creer, qué hacer y qué comer. Con los ojos cerrados aceptamos todo como hechos irrefutables, sin percatarnos de que todo está movido por el dinero. Las empresas, con su dinero, influyen en las leyes, e influyen en la educación para que la sociedad aprenda a obedecer esas leyes. Con la salud es lo mismo. Esas empresas son las que deciden qué es lo que debemos consumir, y lo enseñan en las escuelas de medicina.  
Forks over Knives es una película de 2011 y documenta el trabajo de un grupo de médicos que "descubren" que la alimentación "sana" está basada en mitos. Aborda muchos aspectos: la salud, la economía, la política, incluso la imagen de la masculinidad carnívora.
Te invito a que lo veas, aunque tengas tus reservas, igual y algo de lo que dicen te parece lógico ;)


Enlace a la película
Forks over knives

Actualización y receta de "Fetuccini" cremoso


Esto de ser crudivegana es todo un reto, porque hay que estar combinando ingredientes de diferentes maneras para darle variedad a los sabores. Aunque puede sonar aburrido o insípido, debo contarles que a una adicta al carbohidrato como yo lo peor que le podía suceder era quitarle la "sabrosidad" a la comida, sin embargo, a un mes de cambiar mi dieta, me siento contenta. 
Estoy aprendiendo a disfrutar de comida en su forma más natural, a apreciar los sabores de frutas y verduras sin necesitar disfrazarlos con nada más. Por ejemplo, ahora me preparo licuados con leche de alpiste y le pongo plátano, zarzamoras y fresas sin agregarle endulzantes, y me es suficiente con el dulce de las frutas. Igual con los smoothies o las aguas frescas. 
Con los vegetales ha sido diferente porque por lo general los comía cocinados, y era una gran, GRAN, aficionada a la pasta, así que me tengo que poner creativa para comer cosas que me sepan muy bien.
La siguiente receta la preparé hoy, la saqué de acá y no se ve tan deliciosa como el foto original, pero estaba bastante bien.

"Fetuccini" con crema de zanahoria y cashews

Licué zanahoria rallada (para ayudar a mi licuadora) y una taza de cashews activados*, le agregué el jugo de un limón y 3 cucharaditas de eneldo, sal y pimienta.
Para la "pasta", rallé una calabaza (como no tengo spiralizer uso un rallador grueso) y le agregué tomate y cebollín.
Arriba debería llevar semillas de Hemp pero ni idea de dónde comprarlas, así que le puse ajonjolí.

*Las semillas tienen las propiedades para dar vida a una nueva planta, pero cuando no tienen las condiciones, se "duermen", es decir, producen inhibidores enzimáticos para guardar sus nutrientes. Al remojarlas en agua durante algunas horas, se activan, despiertan y eliminan algunas toxinas. Al comerlas activadas, podemos aprovechar todos sus nutrientes, y también sirve para ablandarlas y ayudarle a nuestra licuadora.
Para saber cómo activarlas, puedes ir acá.


domingo, 3 de agosto de 2014

Doctores


Dante me llama por teléfono y me dice que cree que tiene dengue porque trae temperatura y le duele todo, que lo traen de la playa al ISSSTE. De inmediato, el estómago se me revuelve y me pongo toda nerviosa hasta que lo veo bajar del carro de mi mamá y lo llevamos a urgencias.

Nunca lo hemos llevado al ISSSTE. Desde que era bebé y se enfermaba mucho lo llevábamos a médicos particulares, y cuando tenía dos años conocimos al Dr. Badillo, de esos doctores progresistas que no se asustan de nuestro vegetarianismo y no le gusta medicar mucho, nos enamoramos y seguimos con él hasta la fecha. Pero esta vez es domingo y quisimos desquitar el descuento quincenal que nos hacen por el servicio médico.
Entramos al consultorio, y el doctor nos preguntó qué tenía Dante. Le dijimos que temperatura alta y dolor de cuerpo, tecleó algo en la computadora, se levantó, le revisó la garganta, salió del consultorio y regresó con un antibiótico y paracetamol. -Dale esto por diez días- dijo. -¿Pero qué tiene, preguntamos?-Es la garganta y el sol. Así, diez días de antibiótico, sin siquiera tomarle la temperatura. Le vi su garganta, y se veía normal. Supuse que el doctor tiene un don de ver los víruses y las bacterias a simple vista. 
Estoy consciente de que los médicos no son dioses, ni magos, y de que hay casos en los que las cosas se ponen mal y no pueden hacer nada, pero también creo que en algún momento para muchos la medicina se volvió un trabajo común y tedioso. Muchos trabajos son comunes y tediosos, pero los médicos tienen en sus manos la vida de las personas. Ningún médico deja que un paciente muera intencionalmente, eso es seguro. Pero un chofer de autobús que atropella a un niño seguro que tampoco lo hace con intención, pero su trabajo es manejar, y hacerlo bien, y si lo hace mal, es negligencia. Lo mismo es con un médico. 
Hay algunos excelentes, que de inmediato te hacen sentir bien, como Badillo, o el Dr. Abaroa, al que, afortunadamente, no he tenido que visitar muy seguido porque casi no me enfermo, pero hay otros, especialmente de hospitales públicos, que te hacen sentir como si te estuvieran dando limosna, o si odiaran su trabajo, y si esto fuera así, entonces sería mejor que se dedicaran a otra cosa.
Mañana iremos a visitar al pediatra de mi hijo, y Dante sabe que le preguntará si tiene novia. Nos dirá que no le demos el antibiótico y nos explicará con calma qué tiene mi hijo, y saldremos felices, y se me quitará el dolor de estómago que me empezó con la llamada de Dante...

domingo, 27 de julio de 2014

2 semanas


Es increíble cómo se puede adaptar una persona al cambio drástico. La gente que me conoce sabe que si me ponen un pastel y me dan la libertad, me lo como entero, o que podría acabar con un kilo de tortillas de harina yo sola si quisiera. Mi adicción al queso me impidió volverme vegana en los siete años que dejé de comer carne, y miren que lo intenté muchas veces. Pero en dos semanas que estoy comiendo comida "fresca", o "cruda", me siento excelente (no me gusta mucho usar la palabra "cruda", aunque es correcta, porque acá se asocia demasiado con la resaca).
En la oficina solemos comprarle agua de jamaica a un viejito que la lleva hasta nuestro escritorio, y nos encanta (el agua, no el viejito) porque la hace muy concentrada y no muy azucarada, pero hace un par de días que compramos, y pensé que se le había pasado la mano con el dulce, pero Bernardo dijo que estaba normal, lo cual significa que mi paladar está cambiando, y lo comprobé hace un rato que me preparé un licuado de leche de alpiste (sin endulzar), con plátano, zarzamora y chía. No le puse ningún endulzante y me supo muy rica. 
Estoy aprendiendo a comer de la manera más natural posible, disfrutando del sabor real de los alimentos y no escondiéndolo con un montón de ingredientes.
Para terminar, les dejo un video tutorial para hacer leche de alpiste, y les cuento que yo solía comprar la leche de almendras, pero desde que encontré esta alternativa quedé maravillada. Dos tazas de alpiste me cuestan 10 pesos y rinden 4 litros de leche, en comparación con los 36 pesos que cuesta un litro de leche de almendras comercial y eso que el alpiste lo compro en el supermercado, seguro si lo compro en una tienda de semillas me saldría más barato. Se las recomiendo mucho.   :)
*En el video cuelan la leche con un saquito de tela, yo lo hago con un colador normal, y queda muy bien.



miércoles, 23 de julio de 2014

Crudivegana


Hace 12 días leí este artículo sobre la que se supone que sería la alimentación original del hombre, y los argumentos me parecieron muy lógicos. En el mismo rato, por cosas del destino, vi este video: 



...y me enamoré.
No me malinterpreten, no me enamoré de la chica, sino de cómo se veía. Independientemente de lo bella que es, su piel, sus ojos, cabello, todo en ella es brillante, como si ella misma fuera una fruta fresca, y dije: yo quiero estar así, sentirme así.
Llevo 7 años sin comer carnes animales, pero la verdad es que he sido vegetariana de comida chatarra: no sólo comía quesadillas, pizzas y mucha pasta, sino que también soy adicta al refresco de cola y a toda la basura posible: pan dulce, galletas y panquecitos industrializados, sabritas, etc., por eso nunca bajé de peso.
A pesar de comer tanta chatarra, mi salud ha sido buena, pero siempre se puede estar mejor. Así que, como hace siete años, tomé una decisión un poco apresurada, pero firme: ser crudivegana. ¿Qué significa? que me alimentaré sólo de frutas, verduras, germinados y frutos secos, todo en crudo. 
Los primeros dos días fue un poco difícil, porque es difícil cambiar el menú a otro tan distinto, y prescindir de alimentos que eran básicos en mi vida diaria, como la pasta, las tortillas, el frijol, pero lo he ido resolviendo. También ha sido complicado porque mi esposo e hijo no serán crudiveganos, por lo que ellos comen otra cosa, pero afortunadamente son buena onda y él cocina mejor que yo.
Me siento fabulosa. Los pantalones me quedan un poco grandes. No he usado la estufa, y con este calor, es maravilloso. He probado cosas nuevas, sabores diferentes, ingredientes que jamás usaba, y me encanta. 
Estoy dispuesta a seguir, y también, a comer alimentos cocidos cuando la ocasión lo amerite, en especial fuera de la ciudad o en festejos familiares, pero la comida fresca será mi alimento de todos los días. 
Y lo que sigue, seguro, es responder todas las dudas de familiares, amigos, conocidos y hasta desconocidos, sobre mi alimentación. No faltará el que me diga que me voy a morir, que qué aburrido, que si de dónde sacaré las proteínas, que me voy a quedar calva y sin uñas, en fin. Pero vale la pena, si no, no lo haría. 

lunes, 30 de junio de 2014

Filosofía de 10 pesos



Estoy en otra ciudad porque viajo en camión. Puedo ver oxxos y farmacias y calles desconocidas y no voy pendiente de si el chofer sonríe o se duerme porque es invisible para mí, para todos. Adentro somos iguales, ni más, ni menos, porque viajamos en la misma nave. Adelante, en medio,  atrás, todos sudamos. El rap de los asientos del fondo -aunque no me gusta el rap- suena bien, porque el que lo puso no es cualquiera, es mi compañero.
No vamos sólo los treinta y cuatro pasajeros: van, también, como polizontes, el hambre, el calor, las ganas de llegar, el cansancio, la ilusión, el sueño, la necesidad, el amor, la incertidumbre, se subieron con cada uno de nosotros. Somos compañeros porque viajamos en la misma nave.

martes, 10 de junio de 2014

Diferencias


Cazarlos como trofeo está mal. Pescarlos como trofeo está bien.
Pegarle una patada a un perro está mal. Torcerle el cuello hasta la muerte a una gallina está bien.
Maltratarlos en los circos está mal. Tenerlos encerrados en fábricas de carne hasta su muerte está bien.
Matarlos en una corrida está mal. Colgarlos hasta que se desangren está bien.
Hacer sufrir a un gatito está mal. Hacer sufrir a un ganso para hacer crecer su hígado para paté está bien.
Verlos asesinados en las fotos está mal. Verlos destazados en un aparador está bien.

jueves, 22 de mayo de 2014

YO SIEMPRE HE SIDO UN POCO MARIMACHO




Si, según la Wikipedia, 
"Se denomina marimacho (el término marimacha es una derivación errónea)(De Mari, apócope de María, y macho),1 en algunos países machona, machorra o machota a personas del sexo femenino que actúan o se comportan como hombres.
Este fenómeno social generalmente se manifiesta a través de algunas de estas características: 
Llevar ropa típicamente masculina. 
La práctica de juegos y actividades (normalmente físicos en naturaleza) que son típicamente considerados para ser practicados por chicos. 
Heterosocialidad, la preferencia de socializar con chicos que con chicas. 
Si bien algunos marimachos después revelan una identidad lesbiana en sus años adolescentes o adultos, el comportamiento masculino típico de los niños, pero está representada por las niñas, no es un verdadero indicador de la orientación sexual."

entonces, siempre he sido un poco marimacho.
De niña, por supuesto que me sentí princesa, y por supuesto que jugué con muñecas, pero mis recuerdos más entrañables son otros: dando la vuelta a la manzana en bicicleta, haciendo trucos mortales con patines (de los viejitos), trepando árboles o bardas, o simulando ser una súper cantante.

Ya más grande, me gustaba pintarme la boca, pero en cuanto a la ropa, me llamaba mucho más la atención la ropa masculina: tuve mis huaraches de llanta (que ahorita suena raro, pero en la secundaria estuvieron de moda), y por supuesto, mis botas "Alpine", que me ponía con cualquier cosa, ya fuera el uniforme de la escuela o shorts.

Luego fue el pelo corto, los pantalones caídos mostrando un bóxer, los lentes oscuros, los sacos de vestir. Siempre he adorado los tenis Converse y las playeras negras, para desgracia de mi madre, que siempre intentó "feminizarme".

He tenido grandes amigas, pero siempre me ha sido mucho ¡mucho! más fácil llevarme con los hombres, con los que me siento cómoda y parte del clan. 

¿Y saben qué? ¡No soy lesbiana! No me atraen las mujeres. Me gustan, me requetegustan los hombres. El rampear en bicicleta, usar pantalones "pata de elefante" o traer el pelo a la "Ricky Martin de finales de los noventas", no era un síntoma de homosexualidad, ni una causa.

Ricky Martin a finales de los 90´s


Yo a finales de los 90´s


Les comparto un link muy interesante. Hay que romper los estereotipos sin miedo, sin prejuicios. La personalidad de cada uno depende de muchas cosas, no sólo de las preferencias sexuales. La homosexualidad no se pega, ni se "aprende" jugando con martillos o muñecas. 22 Imágenes Que Retan Los Dañinos Estereotipos Que Las Compañías De Juguetes Nos Venden



miércoles, 9 de abril de 2014

Escritores y tiempo libre



¿Qué hace un escritor cuando no está escribiendo?
¿Lee?
¿Revisa textos?
¿Selecciona referencias?
¿Promociona lo que ha escrito?

Un escritor vive la vida (espero). Un escritor escribe todo el tiempo, aunque no teclee nada en meses, porque es como una patología: inventarse historias de objetos desconocidos, de días del carajo, de filas en el súper, de anécdotas de niños, del ruido de los vecinos, de lo que alcanzó a ver por la puerta abierta de una casa, del rumor político, de la foto chusca, de la canción del pesero, de la quinceañera esa que ni conocía, del sueño que lo levantó con ganas de contárselo a alguien. 
Ya luego viene lo duro, pero es lo de menos.
Me gusta cuándo me preguntan ¿y no estás escribiendo nada? Y yo sólo digo , cuando quiero decir: sí, pero no tengo publicaciones recientes.

viernes, 28 de febrero de 2014

martes, 11 de febrero de 2014

Tatuajes y gente mala


Hay notas de la prensa que leo y luego no sé si reír, llorar, enojarme o simplemente ignorarlas. Hoy leí en La Jornada que la directora del Instituto de la Mujer Guanajuatense hablaba sobre las mujeres que tienen tatuajes y perforaciones: son "un ejemplo claro de la pérdida de valores en la sociedad", "No hay pautas de valoración o normas de conducta. Esta joven podrá afirmar que es muy original y que es muy su gusto andar así, pero yo me pregunto si no hay un valor que se llama salud y si algunas de estas cosas la estarán perjudicando". Luz María Ramírez Villalpando, la ilustre funcionaria, representa a un gobierno, que a su vez representa (o debería representar) a las mujeres de un estado, recibe un buen sueldo, y dar declaraciones como ésa... 

Obviamente, con una visión tan machista, cerrada, retrógrada e ignorante condenará cualquier cosa que represente la libertad de las mujeres para decidir sobre sus cuerpos, por lo que no asombra que la señora también esté en contra del aborto, aun en casos de violación.
La discriminación por apariencia física no es algo fuera de lo común: algo tan simple como tener un tatuaje puede influir en la manera en que la gente te ve y te trata. Independientemente de que estoy tatuada, me molesta el afán de la gente por juzgar a otra gente por algo tan bobo y superficial, cuando se le dejan pasar verdaderas aberraciones a personas vestidas formalmente con saco y corbata, o sotana, por ejemplo.


En cambio, en la República Checa, Vladimir Franz, un pintor, músico, compositor, licenciado en derecho y maestro universitario, contendió por la presidencia de su país y quedó como tercera fuerza política (a pesar de no ser político) y ahora es viceministro de cultura. El señor tiene el 90% de su cuerpo tatuado. No sé cómo es la sociedad checa, y no dudo que tengan muchos problemas igual que los demás países, pero Franz es un caso impensable para México y su doble moral.
Sería hermoso vivir en un lugar civilizado, abierto y respetuoso. En fin.

sábado, 8 de febrero de 2014

Panqueques


Hoy me levanté con ganas de hotcakes, pero me llevé la sorpresa de que no tenía harina integral ¿Me iba a quedar yo con las ganas? Jamás. Tenía avena y la molí en la licuadora para hacer harina, le puse un poco de manzana rallada, almendras laminadas, chocolate en polvo, aceite de oliva, royal y agua. Quedaron deliciosos, pero tan llenadores que sólo pude comer dos.

martes, 28 de enero de 2014

Escribir


Ganar un premio es maravilloso. Ver un libro publicado es un sueño hecho realidad. Presentar un libro propio es excitante. Pero lo mejor, lo mejor de ser escritora, es escribir: imaginar una historia y sus personajes, terminar un texto, leer, corregir, pelearse con uno mismo y tratar de quitar lo que sólo está por capricho o lástima, ser cruel, tal vez, con algún personaje, quitar escenas innecesarias, en fin, hacer un libro.
Cada vez lo disfruto más, y más.

domingo, 26 de enero de 2014

Lágrimas y lectura

Que soy una llorona de primera, es cierto. Que se me salen las de cocodrilo con las películas, series, y hasta programas emotivos-cursis como "Jefe encubierto", también es cierto. Pero en mi vida, sólo dos libros han logrado hacerme un nudo en la garganta y soltarme unas lagrimitas:


El primero es Pigtopía, de Kitty Fitzgerald. La historia de un niño cerdo que #SufreComoPrecious o más. Es una historia similar a la del hombre elefante, de intolerancia, de abuso, y de amistad verdadera. Suena cursi, pero está bien escrita y me gustó mucho.



El segundo es Adonde no conozco nada, de Antonio Malpica, una novela para jóvenes. Lo acabo de comprar, y no puedo parar de leer cuando lo he podido abrir: en el parque, esperando a Dante, en el carro, no he podido soltarlo, y en un capítulo me oprimió el pecho y se me hicieron los ojos como de caricatura japonesa. Cabe mencionar que fui víctima de burlas por mi sensibilidad excesiva, pero qué le vamos a hacer. Estoy a punto de terminarlo, pero se lo empecé a leer a Dante y quiero terminar de leerlo con él.

No importa si eres llorón o no, pero si te gustan los libros que cuentan buenas historias y los personajes que se quedan en tu mente por un largo tiempo, te los recomiendo mucho.

Entrada destacada

Queso de papa vegano

Después de haber probado una súper deliciosa pizza vegana con queso de papa en un bar, me quedé con las ganas de hacer el queso en mi c...