martes, 19 de agosto de 2014

#Ni un Poncho más


Cuando uno habla sobre alimentación saludable, mucha gente tuerce los ojos y la boca. Puedo imaginar su pensamiento: "Cómo chinga ésta con lo de la comida" "Debería de comer lo que quiera y dejar que los demás comamos a gusto" "Llevo toda mi vida comiendo así y nunca me ha pasado nada" "Mis hijos están bien alimentados, basta con verlos".
Nunca es mi intención juzgar a las personas por lo que comen. Yo misma pasé la mayor parte de mi vida alimentándome mal. Aún siendo vegetariana seguía comiendo basura, y aún siendo crudivegana me cuesta trabajo negarle las chucherías a mi hijo. No juzgo a nadie: me preocupo por las personas que me interesan, y aunque a veces doy consejos que no me piden, no me importa, porque si logro hacer un cambio, aunque sea pequeño, en la alimentación de alguien, me sentiré mejor.
El video que les comparto es de una campaña contra la obesidad infantil. El problema es que creemos que si nuestros niños no están gordos, entonces están sanos, y no necesariamente es así. Amamos a nuestros hijos, hagamos lo mejor por ellos. No podemos evitar que se enfermen, pero no ayudemos a enfermarlos.
Esto es muy duro...

No hay comentarios:

Entrada destacada

Queso de papa vegano

Después de haber probado una súper deliciosa pizza vegana con queso de papa en un bar, me quedé con las ganas de hacer el queso en mi c...