Los horarios para beber

lunes, 17 de mayo de 2010


Un policía municipal salió de su casa a las 6:30 de la mañana, hacia el trabajo, en su carro. Un borracho se le estampó, provocando que su carro se volteara y el policía murió. El borracho salió lesionado, pero sobrevivirá.
Una familia se despidió del padre una mañana como cualquier otra, sin imaginarse que no volvería. Tal vez ni se despidieron de él, por la hora.
Las 6 de la mañana es la hora de empezar el día. No es la hora en que supone que salgas del antro totalmente alcoholizado y mates a alguien. No se vale.
La ampliación del horario para venta de alcohol en bares de las 3 a las 5 de la mañana es totalmente inaceptable, y los argumentos para esto son estúpidos: 
-El derecho de cada persona de divertirse hasta la hora que quiera. (Me parecería bien que se pusieran hasta la madre pero en sus propias casas).
-Que la gente sale cada vez más tarde y empiezan la fiesta hasta las 11 o 12 de la noche, así que necesitan recorrer sus 5 "horas alcohol". 
-Por lo que mencioné antes, los dueños de los antros no alcanzan a ganar lo suficiente. Necesitan más tiempo para terminar de alcoholizar a su clientela.
Creo que el consumo del alcohol, los reglamentos para los negocios y los de tránsito son cuestiones que se está escapando del control de las autoridades. Pero en fin, vivimos en el mundo al revés.

Abriendo mi corazón (otra vez)

jueves, 13 de mayo de 2010


Con la emoción del momento, creí oportuno aprovechar para contarles un poco más cosillas secretas (y otras no tan secretas).
1.-Algunos conocidos me echan carrilla porque somos como ancianitos: a las 11 de la noche se apagan las luces en casa. Dante se baña a las 8 y se duerme a las 9. Cuando nos estamos acostando todavía se escuchan los gritos de los chamacos que siguen jugando afuera.
2.-Soy buenísima para dormir. Podría dormir toda la tarde y no perder el sueño para la noche. Puedo dormir con luz y ruido (eso sí, con moscos no). Viajé en autobús de Tijuana para acá (22 hrs.) dormida, despertando sólo para ir al baño y comer algo.
3.-Soy malísima para escribir  a mano. La letra me sale fea, escribo unas letras por otras. Me acostumbré al teclado.
4.-Mi madre siempre me dice "Alma", que es mi tía. A veces me dice "Chuchis", pero eso sí conscientemente.
5.-Quisiera ser una escritora reconocida, pero me gustaría más ser querida. Más que como Paz, Borges o Cortázar, me gustaría ser como Galeano.
6.-Tengo muñecos de cuando era chica. Incluso tengo mi primer muñeca. Mi madre los guardó y hace poco me los dio. Casi lloro de emoción. Duermo con un oso que creo que me lo regaló mi amiga Dora en la secu. Le puse "CaprichOso".
7.-Mi sueño es tener el cabello largo. Mi problema: cabello grueso, poroso, imposible de manejar. Por eso cuando ya lo traigo largo no soporto y me lo corto (salió verso sin esfuerzo).
8.-La película con la que más he llorado es Big Fish. Desde que el papá entra al hospital hasta que acabó la peli fui puro llanto. La segunda es Bailando en la oscuridad.
9.-Son muy gritona e histérica.
10.-Adoro ir al cine y pedir palomitas mitad acarameladas y mitad enchiladas (de las que llevan chilito en polvo).
11.-Mi abuelo me dijo como a los siete años que no existía Santa Claus. Yo me frikié, pero lo que me acabó de matar fue cuando le pregunté si tampoco existía el ratón de los dientes y me dijo que no. Eso me dolió más porque yo le ponía pedazos de quesito y agua además del diente.
12.-Una vez Santa Claus me trajo la Barbie de corazones rojos. Era hermosa: con un vestido de corazones de terciopelo y los labios rojos rojos. Tenía un sellito que pintaba besos. Amaneciendo en navidad me salí a jugar arriba de un árbol, y luego me metí y la olvidé en el árbol. Sólo me duró unas horas...
13.-En la prepa nos dio por jugar Ouija y nos pasaron cosas muy locas. Miedo...
14.-Fui a la iglesia por última vez hace como siete años. Sólo fui porque era aniversario luctuoso de mi abuela e iba a estar mi madre y mis tías. Fui a decirles que estaba embarazada. De hecho ni siquiera entré, las esperé afuera con unos nervios que para qué les cuento.
12.-Cuando yo tenía 16 años mi hermano estaba pequeñito, de meses. Yo lo recogía a mediodía y me lo llevaba en pesero a la casa para cuidarlo mientras mi madre trabajaba. Me gustaba que la gente me viera con él y pensara que era mi hijo. Incluso alguna vez me preguntaron y yo les dije que sí, que era mi hijo. Por cierto, los bebés por lo general nacen morados y feítos. Mi hermano no, nació rosita, con la cara muy linda.

Festejo magno

No se trata de rating,
se trata de puro amor.
¡Gracias Totales!

el español

sábado, 8 de mayo de 2010


¿Bueno, pero me entendiste, no?
Es una frase clásica cuando alguien no se ha expresado correctamente. No me parece un buen pretexto.  Ahora con el Facebook me he dado cuenta de que la mayor parte de la gente no escribe bien el español. Faltas de ortografía y sintaxis, uso incorrecto de las palabras, abreviaturas y cambio de letras. El hecho de usar un lenguaje especial para el internet me parece un tanto sensato por cuestiones prácticas, como escribir WTF, o LOL, pero hasta para transgredir las reglas habría que conocerlas.
Lo malo es que no sólo es en el internet: basta con ver la televisión para notar los miles de errores que cometen. A mí, en lo personal, me da pena ajena. Digo, una cosa es un error de dedo, y otra desconocer las reglas ortográficas.
Alguien me dijo una vez, que no todos tenían que ser expertos en español si no estudiaron lengua y literatura como yo. No estoy de acuerdo. Nadie tiene que porqué conocer las corrientes literarias o los principales escritores y sus obras, pero hablar y escribir correctamente debería ser obligatorio en cualquier carrera, siendo que el español es nuestra lengua materna.

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS