Escritores y escritores

sábado, 31 de enero de 2015



Como escritora, tengo sueños guajiros. Cada vez que leo un libro lo disfruto, lo leo tan lento o tan rápido como el libro me lo pide. Al final, si me gustó la historia, o las palabra, las frases, el estilo, la astucia narrativa, me quedo dándole vueltas, pensando cómo imitar sin llegar a copiar.  Así, he querido tener las cualidades de muchos autores que admiro. Sin embargo, como ya lo había dicho en otros post, hay algunos que se siguen ganando mi corazón cada vez que los leo. Benedetti es uno de ellos. Estoy leyendo "La borra del café", y desde las primeras páginas, me hizo sonreir, imaginarme al protagonista, su vida y su historia. He sentido su emoción, he olido su casa, en fin, me atrapó. Benedetti tiene ese "algo" que para mí, lo hace especial. 
Quisiera ser tan buena escritora como muchos, pero más que ser una escritora admirada, envidiada, analizada, respetada, quisiera ser una escritora querida. Que alguien me leyera y se quedara con la impresión de que puede abrazarme y pasar una buena tarde conmigo: justo como lo que siento al leer al buenazo de Benedetti...
 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS