martes, 21 de octubre de 2014

Pudín de chía



Desde que probé esta semillita, me enamoré. No es sólo por sus maravillosas propiedades, sino por la consistencia que le da a los platillos. Desde que dejé los cereales, extrañaba mucho la avena. Hay personas a las que les desagrada la textura "babosa" de la avena cocida, pero a mí me encantaba. Por eso, la chía llegó para quedarse en mi vida.
Aunque me he acostumbrado a que todos mis alimentos de la primera mitad del día sean líquidos (infusiones, batidos, jugos) a veces se me antoja algo distinto. Hoy me hice un pudín de chía con chocolate, aquí les dejo la receta:

-Un plátano muy maduro
-Un puñito de nueces activadas (cómo activar y por qué, aquí)
-Medio vaso de agua
-Dos cucharadas de chía
-Una cucharada de cocoa en polvo (sin dulce)
-Coco rallado al gusto
-Frutillas al gusto


Licúas el agua, con el plátano, las nueces, el coco y la cocoa. Lo sirves en un platito y le agregas la chía y las frutillas (moras azules, zarzamoras o la fruta que tengas o se te antoje) y listo. Es facilísimo no? Yo me he acostumbrado a no endulzar mi comida, pero si gustas puedes hacerlo con miel.

Este platito me duró como una hora, porque aunque no lo creas llena muchísimo, y te quita el hambre durante toda la mañana. La cocoa le da un sabor muy intenso y los chocolatosos como yo lo disfrutarán.

No hay comentarios:

Entrada destacada

Queso de papa vegano

Después de haber probado una súper deliciosa pizza vegana con queso de papa en un bar, me quedé con las ganas de hacer el queso en mi c...