miércoles, 15 de septiembre de 2010

Paseíllos de puente


Hoy, primer día de este glorioso puente, amanecimos optimistas y alegres, y decidimos ir a la playa. Descubrí, con tristeza, lo siguiente:
1.- Tenemos pésima suerte, o algo está pasando en las playas: aguamalas. Es la cuarta vez que intentamos pasar un día en la playa, y no podemos, porque nos atacan las aguamalas. Nos dimos otra oportunidad, y emigramos a una playa más lejana.
2.- Hay como cuatro campos de golf nuevos, cerca de las casas de los ricos y de un hotel muy nice. Pasto en el desierto. Lindos se veían los chorros de agua regando el pasto para que los ricos vayan a desestresarse.
3.- La playa a la que llegamos finalmente estaba asquerosa. La gente, en serio, tiene caca en la cabeza, o yo no sé. Basura por todos lados. Y sí, también nos picaron las aguamalas. Misión abortada.
4.-Nuestro carro no sirve. En la primera cuesta empezó a tartamudear, y de regreso llegó por obra de nuestros rezos, de seguro. Una vez en casa, vomitó todo el aceite. Pobrecito...

Cosas lindas:
En la playa "El tesoro" (miren la foto) hay decenas de ardillas, que se acercaron prudentemente a comer ruffles que les poníamos. Sí, ya sé que no debería envenenarlas con nuestra porquería, pero era lo único que llevábamos. Dos gaviotas también se estuvieron disputando el festín.

Mi niño, que no permite que las pequeñeces le arruinen el día, me dijo llegando a casa: ¿Mamá, te acuerdas de las....?
-de las ¿Que?-dije yo, sin tener ni idea de qué me hablaba.
-de las ar...-me dijo, esperando que yo completara la frase.
-Oh, sí, de las ardillas- (bien mamá!)

No hay comentarios:

Entrada destacada

Queso de papa vegano

Después de haber probado una súper deliciosa pizza vegana con queso de papa en un bar, me quedé con las ganas de hacer el queso en mi c...