El Fabuloso Ríver

sábado, 18 de abril de 2015


¿Nervios? Oh, sí. Porque estoy a una semana de publicar mi primera novela. Además, con mi propia editorial, y además, gratis, para descargarse. No crean, el hecho de que cualquier persona en cualquier lugar, sin ninguna relación de amistad ni nada, pueda leer (y criticar) mi texto, me intimida bastante. Pero bueno, escribimos para que nos lean, no? pues el viernes 24 de abril, a las 20:00 hrs. de México, publicaré la novela con una presentación aquí en La Paz, y a partir de entonces estará a merced de todos ustedes. Espero que la descarguen y pasen un buen rato. 
Más adelante les diré en dónde podrán descargarla, por lo pronto les dejo el capítulo introductorio.

El Fabuloso Ríver

"Hay momentos mágicos en la vida de circo. Instantes en los que se confunde la realidad con el show, y dentro de la pista y fuera de ella, ocurren cosas tan fantásticas, que ningún acto podría superarlas.
La magia empieza al bajarse el switch que controla la electricidad de la carpa principal, cuando se apagan las luces pero se encienden los gritos nerviosos en la oscuridad, y la rechifla se vuelve poco a poco un silencio profundo, contenido, y cualquier sonido es sólo murmullo.
Tal vez empieza antes, desde la fila de entrada, cuando la edecán vestida con diminuta falda y mascada en el cuello rompe el boleto y devuelve la mitad, y la gente camina por el pasillo, tomada de las manos o por los hombros, tratando de encontrar el mejor asiento.
O no, posiblemente la magia llega a la ciudad cuando la caravana se instala en el terreno polvoriento, y en donde antes no había nada, se llena de colores, de luces, de relinchos de equinos y de olor a alfalfa.
De cualquier manera, cuando suena la música de introducción y las luces multicolores bailan, el público ya se encuentra en trance. Maravilla ver las caras de los niños, con las boquitas abiertas y las manos libres, listas para aplaudir; las miradas en total expectación, atentas a que comience el espectáculo. Rostros distintos, cada uno esperando ver cosas diferentes. Buscando momentos de escape, divertidos, riesgosos, tensos, asombrosos, cada quien con sus propios payasos y con sus propios malabares y su magia propia. Los de luneta, cómodamente sentados en sillas acojinadas, con la vista privilegiada de la cercanía a la pista. Arriba, en las gradas, las familias numerosas y los que no tienen problema con observar desde un poco más lejos, con los niños pequeños sentados en las rodillas para que puedan ver un poco mejor.
En la pista todo es posible, y el mago realmente levita; las bailarinas son ángeles etéreos, y en la cara del payaso se dibuja una sonrisa sincera y contagiosa. Detrás del escenario, la gente vive su vida común, y los cirqueros no son muy distintos a todo el mundo.
Cosa de un minuto: show láser y Bienvenidos al mejor circo del mundo, el Fabuloso Ríver..."





1 comentario:

Producciones "La Vieja Escuela" Presenta: dijo...

Será un verdadero placer poder leer tu novela. Tu libro de cuentos Vaticinios me gustó mucho (algunos cuentos me gustaron de sobremanera, otros no tanto) así que esperaremos para una buena lectura. Ahora, con tu editorial en creación, quizá algún día puedas leer algo mio y saber si es material para publicar algo por medio de esta. Un saludo.

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS