martes, 20 de agosto de 2013

Calor


Me gusta mucho el verano: vacaciones, el cumple de mi hijo y el mío, playita. Lo malo del calor, es que entre 3 y 6 de la tarde, no puedo hacer nada, me duele la cabeza y me pongo de malas. A las 7 me entran unas ganas de hacer todo: ejercicios, limpieza de la casa, tejer, escribir, y no me alcanza el tiempo. En fin, no me quejaré más y disfrutaré del calor pegajoso y acogedor, y pensaré que estoy sacando toxinas y malas vibras.

No hay comentarios:

Entrada destacada

Queso de papa vegano

Después de haber probado una súper deliciosa pizza vegana con queso de papa en un bar, me quedé con las ganas de hacer el queso en mi c...