lunes, 21 de diciembre de 2009

Un logro


La asamblea legislativa del D.F. aprobó hoy el matrimonio entre homosexuales, y la posibilidad de adoptar niños. Felicidades! De repente (muy de repente) hacen algo bien los diputados.
No se puede querer tapar el sol con un dedo: la gente es libre de amar a quien quiera. No se van a destruir más familias de las que ya se han destruido por el alcohol, las drogas o la pobreza; no es condenar a bebés inocentes a vivir en la confusión y la perversión, sino brindarle a un montón de niños sin amor la posibilidad de tener dos mamás o dos papás que los amen.
Los niños no se trauman con el amor, se trauman por la sociedad incomprensiva e ignorante.

1 comentario:

C, literalmente rubia dijo...

Tu lo has dicho, las familias no se desintegran por con quién deciden casarse otros, sino por las irresponsabilidades de los padres y los vicios.

Eso del "modelo clásico de familia" , el núcleo que conserva los "valores" de nuestra sociedad es un cuento de hadas... hay gente quesque teme por el futuro de nuestro país a causa matrimonio gay...y tienen razón podrían desencadenar males terribles como: crisis, pobreza extrema, violencia, drogadicción,alcoholismo etc... oh, un momento... ¿no tenemos todo eso ya?
Se agradece un avance en las leyes, ahora habrá que esperar la regulación de la protección de animales y que prohiban a la chingada las corridas de toros y las peleas de gallos.

Entrada destacada

Queso de papa vegano

Después de haber probado una súper deliciosa pizza vegana con queso de papa en un bar, me quedé con las ganas de hacer el queso en mi c...