jueves, 1 de septiembre de 2011

Sándwich



Dos rebanadas de pan bimbo blanco, jamón y queso amarillo, tal vez hagan un sándwich para ti, pero no para mí. Es que desde hace tiempo no concibo un sándwich que no tenga, por lo menos, tomate.
He convertido al emparedado (para variar el vocablo) en una comida completa, sobre todo porque el crío desayuna eso casi siempre en la escuela. Comparto con ustedes algunas de las variantes deliciosas de sandwichitos, con la aclaración que nunca compro pan bimbo, ni en defensa propia. Compramos un pan de centeno que hacen en la región, que no tiene conservadores y sabe riquísimo.
-Hummus, lechuga, y aceitunas
-Frijoles refritos, tocino vegetal y champiñones, obvio, con espinacas y tomate
-Lechuga, tomate, pepino, aceituna negra, zanahoria rayada, betabel y pimiento, con vinagreta dulce
-Frijol con chorizo de soya con champiñones en escabeche



No hay comentarios:

Entrada destacada

Queso de papa vegano

Después de haber probado una súper deliciosa pizza vegana con queso de papa en un bar, me quedé con las ganas de hacer el queso en mi c...