jueves, 14 de enero de 2010

Adios, Tom



Se nos fue Tom Walsh. Era pintor. Era artista. Era veterano de Vietnam. Era disidente. Fue paceño por deseo propio. Fue solitario y misterioso. Fue una persona generosa con su arte. Era un buen pintor. Fue honesto como artista. Fue un crítico del mundo porque le nacía. Fue admirador de la pequeña ciudad que lo adoptó, casi sin conocerlo. Fue nuestro amigo y donador de arte. Tenía planes y tal vez, en el mejor de los casos, habríamos participado. Ni modo, Tom, te extrañaremos, pero sigues en nuestra sala, nuestra recámara y estudio (y en mis aretes). No olvidaremos tu boina y tus levis, ni tus perros y mujeres desnudas, ni verte pasar con una bolsa de la Arámburo....

No hay comentarios:

Entrada destacada

Queso de papa vegano

Después de haber probado una súper deliciosa pizza vegana con queso de papa en un bar, me quedé con las ganas de hacer el queso en mi c...