lunes, 9 de noviembre de 2009


No quiero escribir. No quiero cocinar, ni quiero hacer aretes ni nada de eso.
Bueno...
Sí quiero...
Quiero preparar machaca de gluten.
Quiero hacerme una cartera nueva.
Quiero empezar la novela, porque ya tengo toda la historia.

Mi fin de semana se me fue en hacerme una bufanda! Es lo primero que he tejido en mi vida y estoy muy feliz. La deshice cuatro veces pero al fin quedó. Sé que la usaré mucho y que la amaré por siempre...
Me siento realizada... jamás pensé que dos bolas de estambre me darían tanta felicidad...

Por cierto, después de dos días usando el ganchillo, me he vuelto a lastimar mi dedo gordo, que me había lesionado tratando de botar un balón de básquet (dios sabe que no nací para el básquet). Lo tengo más chueco que antes. Se los presento, sólo espero que no se impresionen demasiado.

1 comentario:

rincewind dijo...

Está muy padre tu bufanda. Espero que me hagan una igual esta navidad. Me la tienen prometida. Tu dedo es un horror. Jejeje, no es cierto.

Entrada destacada

Queso de papa vegano

Después de haber probado una súper deliciosa pizza vegana con queso de papa en un bar, me quedé con las ganas de hacer el queso en mi c...