viernes, 10 de julio de 2009

ganas de llorar!





Dante, mi bebé. Parece que fue ayer, cuando estaba acostada con mi panzota y me levanté, fui al baño y se me rompió la fuente. Parece que apenas hace unos días cargaba a ese bultito que no paraba de comer. Hace cuanto que mi bebé caminó, que dijo su primera palabra (gooool!), que lloró el primer día del jardín de niños.

Hace dos días fue su clausura del Cendi, la guardería en donde lo cuidaron desde que tenía 6 meses. Ahí aprendió a caminar, dejó el pañal, aprendió a comer.Hace dos días bailó el Vals, de blanco, como la primera vez que le pidieron su uniforme blanco del Cendi.
Hoy fue su clausura del jardín. Ya no es un preescolar, irá a la primaria y yo ya no tendré más a mi bebé que durmió con nosotros hasta los cuatro años.
El tiempo se me fue demasiado rápido. Hoy ya se baña solo, sabe leer, dibuja luchadores de Smack Down y va a cumplir seis años.
No puedo dejar de ver su carita. Sigue siendo mi niño pequeñito.


No hay comentarios:

Entrada destacada

Queso de papa vegano

Después de haber probado una súper deliciosa pizza vegana con queso de papa en un bar, me quedé con las ganas de hacer el queso en mi c...