lunes, 21 de marzo de 2011

NO soy de la vela pertpetua

El viernes pasado hubo kermess en la escuela de Dante, y se presentaron varios grupos bailando, como es costumbre.  Un grupo de 5to o 4to bailó la canción de "El botecito", que es la del video que pongo abajo. Las niñas se veían muy monas con sus camisas a cuadros amarradas en la cintura y sus levis, pero no me gustó mucho la elección de la canción. A riesgo de sonar como moralista o anticuada o asustadiza, debo decir que nuestro país está social y culturalmente en decadencia, como para todavía fomentarlo en las escuelas. En serio, me encanta ver a los chicos bailando, pero hay tanta música, que se puede escoger algo con contenido menos, cómo decirlo, vulgar.
La canción no es grosera, eso lo aclaro, ni es tan horrenda como un reggaetón, pero eso de que "el botecito es para que lo gocen los humanos"?
Sé que es una canción light comparada con lo que los niños escuchan ahora ("Ando bien pedo, bien loco"), pero creo que el deber de un maestro es brindar a los alumnos opciones diferentes a lo que ven, leen (leen?), escuchan y hacen en casa. 
Es un poco lo que sucede con un promotor cultural, cuyo deber es crear y difundir alternativas a la "cultura" de las masas. De hecho, me parece que un promotor, sobre todo el que trabaja con niños, debería estar consciente de que es necesario mostrar otros escenarios, y con mayor razón a los niños o jóvenes cuyo su ambiente cotidiano está influido por la violencia, el alcohol, las drogas o el machismo. Creo que la música, la literatura, las artes plásticas y el cine son excelentes para lograrlo. 
En fin. Vuelvo a jurar que no soy asustadiza, de hecho, la rolita es pegajosísima.

2 comentarios:

Marcos A.P. dijo...

Eso recuerda a la propia BENU donde en su pasado desfile del 20 de Nov. (2010) las futuras docentes bailaron temas como "Papalamericano"...

lorenaromero dijo...

Sí, es una de las cosas que me ponen muy triste y me preocupan: que la niñez hereda, a través de una educación familiar y escolar deficiente, códigos de conducta que los hace relacionarse con el mundo a través de la violencia, el machismo y el sexo, denigrando al otro, pasando por encima de él, sin respetar la naturaleza, asociando cualquier actitud condescendiente y empática con debilidad y falta de astucia. No queda más que luchar desde dentro de la familia para lanzar a nuestros cachorros más o menos armados de buenas ideas a vivir un mundo que está hecho para echarlos a perder,amor y educación, son la única alternativa.

Entrada destacada

Queso de papa vegano

Después de haber probado una súper deliciosa pizza vegana con queso de papa en un bar, me quedé con las ganas de hacer el queso en mi c...